Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Hércules

Por Alejandro Arranz

-Una aventura tan entretenida como olímpicamente mala, todo es tan tópico y previsible como irrisorio, una mala parodia con un par de momentos tolerables.
-Johnson es un Hércules tan convincente físicamente como sobreactuado en lo actoral, lo bueno de esta nueva versión de Brett Ratner es que es de esas películas malas que te hacen reír y no de esas tediosas.

A estas alturas todo el mundo conoce a Brett Ratner, el director que hundió la saga X-Men, que entregó la peor película de la saga Hannibal y también el director de la trilogía Hora Punta, esos son sus logros más representativos. Ahora, tras ganar un Razzie el año pasado por dirigir parte del infame filme Movie 43, vuelve a los cines con una nueva versión de “Hércules”, relativamente basada en la conocida novela gráfica de Steve Moore y Admira Wijaya, Hercules: The Thracian Wars. El principal punto a favor de esta nueva aventura del famoso semidiós es la presencia de un Dwayne Johnson literalmente enorme y esas decisiones a estilo Nolan que intentan hacer la historia más realista, Moore ya se había encargado en su momento de convertirle en un anti-héroe mercenario. Tenemos también un potente elenco de secundarios entre lo que se encuentran nombres como Joseph Fiennes, John Hurt, Rufus Sweel e Ian McShane, tranquilos que en esta ocasión sí que aparece de verdad; como anotación interesante la banda sonora corre a cargo del español Fernando Velázquez (El Orfanato, Lo Imposible). La película de Ratner es un desastre de grandes proporciones, tiene mucho más dinero que cerebro o algún tipo de sentido o carácter visual, claro que todo debe ser grande y épico pero en esta ocasión resulta vulgar, feo y risible, la misma aventura típica de siempre pero más aburrida y peor, y cuidado con el trailer que es un engaño de mucho cuidado.

hercules2

La mayoría de momentos interesantes (los cuales estaban en el trailer) transcurren en dos minutos al empezar la película, algo parecido a lo que ocurrió con En Tiempo de Brujas de Nicolas Cage, tras eso el espectáculo ya da muestras de agotamiento, Ratner no tiene estilo y habilidad tampoco, las escenas de acción son mecánicas, aburridas y repiten trucos infinidad de veces, visualmente la película es un montón de efectos especiales bastante mediocres que no interesan demasiado y la parte no formal es aún peor. El dúo de guionistas hace un trabajo verdaderamente terrible, era difícil tal agrupación de tópicos, situaciones trilladas, clichés e incoherencias en tan sólo 98 minutos, y no hablemos de los diálogos, frases lapidarias con menos humor que las de Los Mercenarios 3. Los personajes son puros estereotipos, todo lo que hacen y todo lo que dicen es tan tonto como irrelevante, falto de humor y desde luego predecible; Hércules si bien creíble debido a los atributos físicos de Johnson es un personaje aburrido cuyo actor parece creer que está en una película de comedia, nunca es convincente ni mucho menos serio. El resto de actores cumple bastante bien con sus unidimensionales personajes, Berdal como la dura amazona, Sewell como el sinvergüenza que sólo busca dinero o Hennie como el loco asesino con traumas del pasado, cabe destacar un nada desdeñable John Hurt que eleva a su personaje con una buena actuación y la total falta de minutos de un actor con las dotes de Joseph Fiennes, que manera de desaprovecharlo; por último McShane y el ya mencionado Sewell le aportan mucho carisma a la película y eso siempre es bienvenido.

Hay tantas cosas tan tontas en el filme de Ratner que cuesta acordarse de todas, un aspecto que no me suele gustar es que tras las batallas el número de soldados esté intacto o incluso crezca, cuando llegamos a la primera gran batalla del filme (la cual es bastante patética y está mal rodada) hay muchísimos caídos, sin embargo el número de “soldados” del ejercito se mantiene intacto y hasta me parece mayor, mucho más notorio es ese efecto tras la segunda batalla que también resulta típica y tonta, luego está eso de que unos simples campesinos atemorizados sin formación militar se conviertan tras la lección de “muro de escudos” y un par de armaduras de cuero en duros guerreros muy bien formados que no le tienen miedo ni al propio Hercules. Hay un par de giros de guión hacía la mitad de la historia que no podrían ser más previsibles y la película parece más que nunca un pastiche de aventuras clásicas escrita por dos incompetentes, no es sólo que sea tonta y acumule clichés para derrocar a Michael Bay sino que llega a dar verdadera vergüenza ajena, “Movie 43” era mucho menos humorística que este nuevo trabajo de Ratner. Irónicamente las partes del filme que intenta ser cómicas como ciertos diálogos son lo que menos gracia hace de la cinta, el resto que debería ser épico, heroico y adulto siempre resulta ridículo o paródico; porque es irrisoriamente reiterativo, está tontamente escrito, mal interpretado y peor dirigido.

La película es ante todo un estúpido entretenimiento culpable de verano, no tiene nada de calidad pero desde luego divertirá a las masas que quieran la típica aventura de acción con un tono más cercano a las aventuras clásicas, de nuevo insisto en que una virtud del filme es la de ser de la columna de las películas malas que hacen reír en lugar de esas en las que quieres suicidarte, te reirás a carcajadas con el ilimitado número de despropósitos que tiene esta libre adaptación de la novela gráfica mientras te bebes tu refresco y te zampas un buen puñado de palomitas de maíz. A parte de esto ya mencioné antes que se podían encontrar un par de momentos tolerables, cambiaré el adjetivo a llevaderos para no parecer tan extremo, quitando esos primeros minutos donde se les fue la mitad del presupuesto quedan otros dos, el primero la incoherente vuelta del desaprovechado Fiennes trae consigo una escena a medio camino entre la más pura epicidad y la parodia, un poco de culpa tiene el doblaje de que esa escena parezca en plan broma, otro poco de culpa la dirección de Ratner, pero la banda sonora de Velázquez se impone a las dos para entregar un momento ciertamente emocionante que deja una vez más por los suelos (parece que a propósito) aquella broma llamada Hércules: El Origen de la leyenda. El otro momento es el climax final, a pesar de todas las cosas tontas y anodinas que ocurren resulta muy entretenido, es la escena de acción más aceptable de todas y tiene fotogramas interesantes en los que Dwayne Johnson resulta verdaderamente creíble como semidiós, aunque ya os digo que el fuego no se extiende así, que un granjero por muy entrenado que esté no se mete en el fuego mucho menos si están cayendo rocas gigantes del cielo y que si te cae una piedra de 7 metros en la cara no sobrevives para gritar…pequeños detalles.

Brett Ratner de nuevo entrega una película capaz de desmitificar -negativamente- a cualquier superhéroe, asesino en serie, actor y en esta ocasión semidiós, no hay nada ni nadie capaz de soportar una caricatura de este director de vídeos musicales del que todavía espero una película mínimamente aceptable. Un horrible guión lleno de tonterías y clichés, actores mal dirigidos, una dirección pésima, inexistente sentido del estilo, una banda sonora correcta pero que pasa desapercibido, unos efectos especiales sumamente flojos y unas escenas de acción que resultan terriblemente familiares además de estar fatal rodadas (sin contar el torpe montaje) son solo algunos de los muchos problemas que tiene esta película que no debió ver la luz, Steve Moore no querría tener nada que ver con este proyecto y yo os insto a que veáis cualquier otra película de la cartelera, aquí sólo se salva John Hurt.

Alejandro Arranz

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario