Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Guerra mundial Z

Por Alejandro Arranz

-Un blockbuster tan entretenido como convencional; te mantiene pegado a la butaca.
-Técnicamente impecable, narrativamente fallida y muy entretenida.
-Los fans del cine de zombis acusarán la falta de gore pero no de tensión ni de escenas terroríficas.
-Solo cuando la película se detiene y piensa antes de ejecutar es cuando vemos sus verdaderos aciertos, el tramo final es emocionante.

Brad Pitt nos presenta su nueva película desde que el año pasado protagonizó la controvertida Mátalos suavemente, que personalmente me pareció una maravilla del género, sin embargo el nuevo trabajo de Brad, dirigido por Marc Foster, (Quantum of Solace, Descubriendo Nunca Jamás) es nada más y nada menos que un thriller de acción lleno de zombis, basado en la novela de terror de Max BrooksGuerra Mundial Z es un entretenimiento potente y muy inteligente.

Los créditos iniciales son geniales, la banda sonora de Marco Beltrami se encarga desde el principio de transmitir toda la intriga y el desconcierto que trae consigo la película y logra un gran ritmo inicial.

En cuanto la pandemia zombi aparece en pantalla, el ritmo aumenta estrepitosamente y la cámara no se queda quieta, esto hace que las escenas de acción se hagan liosas y cansinas; hasta el verdadero comienzo de la aventura, la película no se vuelve al ritmo normal, sin embargo, toda la primera parte es una repetición de acciones bastante aburrida y poco sugerente; la película parece un conjunto de partes sueltas con ciertos momentos espectaculares y completa falta de habilidad narrativa.

Frente a la primera mitad que repite lo mismo una y otra vez sin pizca de originalidad ni tensión, Guerra Mundial Z nos sorprende con una segunda mitad impresionante, tensa y muy eficaz; consigue ser un digno entretenimiento veraniego con escenas terroríficas y algunas ideas geniales.

guerramundialz2

La película ha sido limada como consecuencia de las diferencias entre PittFoster y los productores que provocaron radicales cambios de guión, tensiones en el rodaje y problemas con los efectos especiales unido al problema con las armas requisadas en las aduanas de Budapest, y se nota en muchos elementos, pero lo más notorio es la falta total degore; sin rastro de sangre ni vísceras; esto les parecerá fallido a los amantes del cine de Romero y del cine de zombis en general, sin embargo, aunque deseche esa faceta consigue crear suspense y contiene escenas escalofriantes que mantienen al espectador pegado a su sillón.

El tramo final es portentoso, la película se calma y Foster pone toda la carne en el asador para crear insuperables momentos de tensión, eleva el nivel del film de blockbuster convencional a cine del género de primera categoría, una pena que el conjunto se tome a sí mismo como cine de palomitas, a pesar de ser de lo más entretenido. Al final la película cumple con creces y ese Brad Pitt lleno de confianza (delicioso el “momento Pepsi”) está fantástico, queda bastante claro la probable existencia de una secuela y puede que la trilogía que buscaban los productores, está claro que Brad Pitt si que sabe hacer “la fantasmación” con elegancia en esta fantástico thriller de alto voltaje.

Definitivamente este es el primer blockbuster no decepcionante de las vacaciones, es una película veraniega muy entretenida, con grandes escenas de acción, que arregla los fallos del primer tramo con inteligencia y momentos de angustia; muy recomendable.

Escribe un comentario