Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Guardianes de la galaxia

Por Víctor Lozano

Ha llegado en lo que llevamos de época de blockbusters veraniegos una nueva apuesta cinematográfica proveniente de Marvel, la Casa de las Ideas, y en relación al universo narrativo que empezó hace seis años. Un nuevo supergrupo del que no estaba informado sobre su existencia: Los Guardianes de la Galaxia, pero este grupo no es superheroico en plan Vengadores o X-Men, es más bien un grupo variopinto de inadaptados que se encuentran por casualidades del destino nos le queda más remedio que trabajar en equipo para evitar que un malo malísimo de turno se apodere del universo.

Con una trama sencilla, sin complicaciones y aunque sea reiterativa, James Gunn (director de Slither: La plaga y Super) consigue algo más que una típica película de héroes, hacer una nueva aventura espacial en toda regla al estilo Star Wars o Flash Gordon (en lo que se notan algunos guiños). Una nueva space-opera por así decirlo.

guardianesdelagalaxia2

Adoptando el modelo tarantiniano, se hallan muchas referencias a la cultura pop y hay diversión canallesca a tutiplén. Los personajes están perfectamente construidos y hasta me caen bien los cinco protagonistas, aunque todos están desarrollados bajo los estereotipos de la aventura y ciencia ficción: el héroe por casualidad, amigos variopintos que en principio son enemigos, el malo maligno que quiere adueñarse el universo, los rebeldes que van buscan su recompensa sin importarle nada más, etc. Analicemos al club de los cinco: Peter Quill/Star-Lord (Chris Pratt), un cazador de tesoros que tiene una labia carismática y que no está a gusto a los sitios que va sin su objeto más apreciado (en este caso, un walkman), en este personaje creo que se inspiraron en Han Solo por el aire canalla que desprende, por la “profesión” y por poseedor de nave propia; Gamora (Zoe Saldana, que al final va a acabar viviendo en el espacio exterior tras Star Trek, Avatar y ahora esto), una alienígena asesina de armas tomar que se siente indignada y se toma la justicia por su mano; Drax (el luchador Dave Bautista), un hombre que busca venganza contra Ronan el Acusador (Lee Pace), el villano de la película; Rocket (voz de Bradley Cooper), un mapache antropomorfo armado hasta los dientes que al igual que Star-Lord también consigue dejar al espectador con una sonrisa de oreja a oreja con su humor y desparpajo; y por último, Groot (voz de Vin Diesel), un humanoide con forma de árbol y con poca capacidad para hablar ya que lo único que dice son tres palabras, pero entienden lo que le dicen, a pesar de eso es agresivo, tierno y saca al equipo de cualquier apuro gracias a sus poderes físicos.

¿Qué más puedo decir? Que la película tiene una fotografía estupenda, los efectos especiales típicos en este tipo de superproducciones son impresionantes y la banda sonora es un grandísimo acierto, no la “score”, me refiero al soundtrack que viene a ser la cinta de varios que lleva Peter Quill grabada en su walkman, te dan ganas de escucharlo una y otra vez. En conclusión, Guardianes de la galaxia ha subido el listón en lo que se refiere a películas de Marvel (me parecido un poco más alucinante que Los Vengadores) y en las que llevan estrenadas en lo que llevamos de 2014, dejando en segundo puesto para mí a X-Men: Días del futuro pasado, espero con ganas la secuela que confirmó Gunn hace unos días.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario