Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Guardianes de la Galaxia

Por Rodrigo Aliende

Aunque el mundo de los cómics está algo restringido y limitado a un porcentaje de la población muy pequeño, hay personajes que han pasado al imaginario colectivo. Hay muy poca gente que no conozca a Spider-Man, Superman, X-Men o Batman. Muchos de ellos no habrán leído ningún cómic de los susodichos en su vida, pero sí que habrán visto varias películas protagonizadas por ellos. Marvel ha conseguido que sus personajes se conviertan en marcas internacionales. No todos ellos tienen ese honor, como los Guardianes de la Galaxia, un ecléctico grupo sólo conocido por los fans de los cómics. Ahí se planteaba el primer problema, que dio que hablar meses antes del estreno de la película. Muchos hicieron de Nostradamus y no les salió bien la jugada. Ni tampoco a los que no confiaban en James Gunn como director de orquesta de esta opereta espacial. Evidentemente, también es muy fácil hablar a toro pasado, porque la sorpresa ha sido mayúscula para todos, y los Guardianes de la Galaxia ya es la película más taquillera del verano.

Gunn tenía que presentar en pantalla a cinco personajes prácticamente desconocidos, unirlos, plantearles una meta común y hacer que todo funcionase de manera convincente. Peter Quill (aka Star-Lord) es el único que cuenta con una secuencia de orígenes, mientras que de los demás miembros nos dan pinceladas y detalles en las conversaciones. Tienen la profundidad esperada para un marco de espacio y tiempo tan limitado. Cabe destacar la horrible historia que esconde Rocket detrás de tanta violencia y sarcasmo. Realmente, Rocket no sólo destaca por eso, sino por todas y cada una de sus líneas de diálogo. Una lástima no haber podido escuchar a Bradley Cooper, a pesar de que su doblaje al español me sorprendió gratamente. Su inseparable compañero Groot es otro que sorprende y eso que sólo sabe repetir una frase, “Yo soy Groot”, con diferentes entonaciones. Otra lástima es que no nos haya llegado la voz de Vin Diesel y eso que él mismo lo dobló a varios idiomas, incluido el nuestro.

guardianesdelagalaxia2

Los Guardianes de la Galaxia es una película que se sale de la norma de las anteriores en cuanto a su tono. Lo más cerca que hemos estado a este estilo tan cómico es Iron Man con ese cínico Robert Downey Jr. Se podría considerar una comedia de acción más que una cinta de acción con toques cómicos, lo cual podría llevar a alguna que otra decepción si no sabes a lo que vas. Sin embargo, ya se encarga Gunn de dejarlo claro con la secuencia introductoria. Chris Pratt se pasea bailando por un planeta con la canción de fondo de Come and get your love, de Redbone. Muchos de los presentes ya comenzaron a esbozar una sonrisa al ver lo simpático de la situación, la primera de muchas durante las dos horas de película.

El mundo cósmico de Marvel no está muy desarrollado en la gran pantalla, es por eso que se necesita meter mucha información en muy poco tiempo. Además del grupo de los cinco protagonistas, hay que presentar al villano, Ronan el Acusador, acompañado por Nébula y a las órdenes de Thanos. Marvel sigue poniendo la miel en los labios a los fans en lo que respecta a Thanos, que saben que todavía tendrán que esperar a la tercera parte de Los Vengadores para verlo en acción con las seis gemas del infinito. Es cierto que son varios los personajes y los escenarios nuevos, pero una vez situado el espectador, todo va como la seda.

El aspecto estético de la película es sublime. Cada localización está cuidada hasta el más mínimo detalle y están muy bien diferenciadas, desde la oscura y sucia estación Sapiencial hasta la futurista y luminosa Xandar, protegida por los Nova Corps. El trabajo hecho con Rocket y Groot también es estupendo y han conseguido crear dos criaturas vivas y creíbles. Por último, la banda sonora merece una mención especial, compuesta por grandes títulos de los años 60 y 70 y perfectamente implementada dentro de la película. El Awesome Mix Vol. 1 ha alcanzado el número uno de ventas y es la segunda banda sonora en conseguir este puesto en 2014, después de Frozen.

Marvel sigue imparable. Tiene la fórmula secreta del cine palomitero, ese que te entretiene y te hace reír durante todo el metraje de la película. Ahora ha conseguido que me muera de ganas por volver a ver a los Guardianes salvando la Galaxia, sin olvidarnos de lo que nos espera con el final de la Fase 2 y el comienzo de la Fase 3.

Próxima parada: Los Vengadores 2, de Joss Whedon.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario