Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Gravity, una sorpresa mayúscula

Por Javier Fernández López

Cuando vi el primer avance de esta cinta, rápidamente pensé en dos títulos: el videojuego Dead Space y la película Enterrado. El videojuego jugaba con la idea de que éramos un hombre atrapado en una nave, en mitad del espacio, luchando por sobrevivir, y de fondo el gran mensaje de que en el espacio nadie puede oír tus gritos. Por otra parte, me transmitió lo mismo que Enterrado, la idea más primitiva del miedo, al menos como un servidor lo piensa, la sensación de estar solos sin nadie a nuestro alrededor, sin posibilidad alguna de escapar. La diferencia con la cinta de Rodrigo Cortés es que Gravity, dirigida por Alfonso Cuarón, muestra el infinito, mientras que Enterrado jugaba con la claustrofobia.

Gravity es una cinta que hasta el propio James Cameron admite su calidad y se inclina ante ella. Es tensa, es dura, es agobiante, dramática, sufrida… se le pueden dar docenas de calificativos para mostrar que esta película no es apta para corazones sensibles. Sandra Bullock (Speed) vuelve a ofrecernos un trabajo sensacional, y desde lo personal por fin he disfrutado de una actuación del señor George Clooney (Batman y Robin).

gravity2

Cabe decir que la experiencia de Gravity es para disfrutarla en el cine. No es un título apto para ser un entretenimiento casero. Lo hermoso y magnífico de la película se disfruta de la gran pantalla y sí, en tres dimensiones.

Pero lo que tengo que aplaudir, sobre todo, de este proyecto es la sobresaliente banda sonora Steven Price ha compuesto, un trabajo magnífico, grandioso, que hará que los espectadores se agarren a los asientos más de una vez. Convierte la cinta ya no sólo en un duro relato espacial, sino en una absoluta película de terror que juega a ser grandiosa, y lo consigue.

Cruel por momentos, emocionante en otros, Gravity es una de esas experiencias que difícilmente se olvidarán. Si el espacio es así, si esos son los riesgos, permitidme el lujo de decir que después de ver la película algunos pequeños se van a pensar muy bien eso de ser astronautas. Quizá ahora la NASA esté más contenta con una película de este tipo después de haber criticado tanto otros proyectos como Armageddon, de Michael Bay.

Cuarón sabe qué queremos ver, y nos regala unos planos muy bien trabajos y construidos, con un paisaje hermoso a la par que imponente. Cabe decir que la película, siendo un relato de miedo, juega a meterse en lo operístico en la puesta en escena, lo cual a un servidor le parece fantástico.

De lo mejor que puede verse este año, sin duda alguna. Un aplauso para Gravity. Una premisa sencilla, pero no por ello deja de ser buena. No busca la complejidad, ni la necesita. Una película que va directa a los nervios y la tensión del espectador. Disfruten de esta experiencia espacial.

Escribe un comentario