Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Godzilla, el titán de la radiación

Por Miguel Ávalos

16 años después de la humillación que sufrió esta bestia gigantesca y procedente de la mitología japonesa, a través de una pésima película de 1998, Godzilla ha sido redimido para ocupar el lugar que le corresponde. Su remake de 2014 tiene todos los ingredientes para dejarte embobado en la gran pantalla durante sus 123 minutos de duración. El más famoso de los Kaiju puede estar orgulloso de su nuevo film.

Un film que quizás no tenga una profundidad notable, pero cumple de sobra en lo que se refiere a lo exigido para lograr entretener al público amante de estos argumentos. En cuanto al resto del metraje también hay buenas noticias y es que nada desentona, todo está en su sitio. De sobra es sabido que no todas las películas de esta parcela lo han logrado. Godzilla si.

Año 1954, los americanos y los rusos estaban enfrentados. Ambos bandos llevaban a cabo experimientos nucleares. En uno de ellos una bomba es detonada, surgiendo a posteriori algo tan extraño como increible. En 1999 dos científicos, el Doctor Ishiro Serizawa (Ken Watanabe) y la Doctora Vivienne Graham (Sally Hawkins), acuden a Filipinas donde se ha registrado una misteriosa y caótica actividad sísmica. En dicho lugar hayan un terrible descubrimiento relacionado con lo que sucedió tiempo atrás. La humanidad se enfrenta inexorablemente al hecho de que hay criaturas mucho más antiguas y gigantescas que aun perduran en nuestro mundo y cuya principal fuente de alimentación es la radiación. Entre estos extraordinarios seres, hay uno que es rey de sus dominios. Su nombre es Godzilla.

Godzilla es una película muy entretenida y con un guión bastante coherente, cualidades que le dan de por si un digno aprobado en lo que respecta a interpretaciones. Cuando se hace una película de este genero, osease monstruos cambiando el decorado de las ciudades, debes tener cuidado de que esta clase de detalles no queden en ridículo, tal como le paso a ese horror de 1998 que llevaba el mismo nombre y cuyo guión era sencillamente un esperpento mayúsculo. Aquí no ocurre eso. Se ha escogido con mucho acierto el reparto, Actores conocidos y Actrices conocidas que gracias a su buen hacer y al guión evitan con bastante dignidad quedar en ridículo. Todas las interpretaciones son correctas, destacando a Bryan Cranston y a Ken Watanabe. El resto de ellas quedan en su sitio, incluida la del “protagonista humano” Aaron Taylor-Johnson, sin duda el más soseras.

godzilla2

Apartado individual merece el siguiente hecho. Aunque la trama transcurre en buena medida en Japón y hay un claro mensaje de la tragedia que sufrió el pais en 2011 por un tsunami y del peligro que conlleva tener una central nuclear cerca del mar, la película no centra atención innecesaria en el drama de las escenas de destrucción, claramente muy parecidas a ello. Se aprecia el hecho de concienciar a la gente de que aquello sucedio en la realidad y no fue causa de ningun Kaiju. Sin embargo también es una nota positiva el que dicho mensaje no llegue a ser muy llamativo. En definitiva tanto lo real como lo ficticio, que es lo que aquí se esta tratando, salen ganando. Un acierto.

Ni que decir tiene que en cuanto a lo fundamental, efectos de imagen, efectos de sonido, fotografía, banda sonora y escenas de acción, Godzilla ha tirado rascacielos por la ventana. La música va muy acorde al film, la fotografía es muy notable, hay planos de los barcos verdaderamente buenos, algunos de los efectos que se aprecian en pantalla son para tenerlos en cuenta y el diseño de Godzilla es espectacular, habiéndose conservado su rugido clásico, lo cual es un puntazo. Muy bien escogido también el momento de su aparición en pleno esplendor, impresionante escena. Para remate final tenemos ya no solo su descomunal fuerza física y resistencia, sino también su clásico aliento atómico que nos deja dos escenas sencillamente alucinantes. Godzilla se convierte en la estrella del film. Espectacular.

Sin embargo el famoso Kaiju nipón no esta solo. Se presenta en escena el MUTO (Massive Unidentified Terrestrial Organism) el enemigo de Godzilla para su remake, habiendo un macho y una hembra. El primero con la capacidad de volar, la segunda con mayor tamaño. Este monstruo apareció por primera vez en la Comic-Con de 2012, originalmente no tenía el nombre mencionado, parece ser que se le conocía como Vishnu o al menos habían fans que optaban por llamarle así. No obstante para Godzilla 2014 fue llamado por las siglas mencionadas. Algunas de las escenas de esta peculiar pareja son tremendas, sin mencionar que sus diseños también imponen lo suyo.

CONCLUSIÓN

Lo reconozco, no tenía esperanzas depositadas en esta película. Muy posiblemente se deba a que en mi memoria circulaba esa humillación audiovisual del año 1998. Lo que es más, en realidad había ido al cine con mi hermano a ver Big Bad Wolves, pero internet y sus fallos nos habían estropeado dicho plan, de modo que Godzilla se convirtió en nuestra alternativa. Cualquiera diría que era el destino, siempre caprichoso y que cuando no te quita te da. En 1998 fui con ilusión y quedé chafado. Afortunadamente siempre podré decir que en el año 2014 me pasó lo contrario. Se agradece la verdad. Más aun cuando aprecias en lo que vale esta clase de películas, pues si están hechas como toca pasas un rato muy entretenido enfrente de la gran pantalla. Godzilla es un gran ejemplo de esto, una película muy correcta en lo artístico y espectacular en lo técnico.

King Kong ya no está solo, Godzilla el Rey de los Kaiju ha vuelto y pisando más fuerte que nunca.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario