Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Gizmo… ¡Caca!

Por Manuel G. Mata

Peliculón con mayúsculas. No sólo me gusta por ser una de mis películas favoritas de la infancia, sino porque a día de hoy sería una cinta políticamente incorrecta para ser catalogada como “película familiar” y eso me gusta. Allá por 1984 Steven Spielberg, entre otros, produce esta magnífica cinta, con un argumento muy propio de cuento de navidad pero con un concepto muy diferente. Un inventor llamado Rand se patea el barrio chino de Nueva York en busca de un regalo único e irrepetible para su hijo Billy. Allí da con un comercio chino en el que intenta encasquetar uno de sus inventos sin éxito, y en vez de vender, lo que hace es comprar una extraña mascota conocida como Mogwai, a la que llamará Gizmo. Sólo hay tres reglas que cumplir con el Mogwai: no debe darle la luz solar -lo mataría-, la artificial le molesta, no debe mojarse nunca y, sobre todo, nunca, nunca, nunca, nunca, nunca, debe comer después de media noche. ¿Sabéis cuantas reglas no se llevan a cabo? Correcto. Al poco de llegar a casa, Gizmo se moja accidentalmente, y de él nacen otros mogwais más agresivos que, por un error de Billy, comen después de media noche. Esos mogwais mutarán en unos seres conocidos como Gremlins, que siembran el caos y la destrucción allí por donde pasan.

gremlins2

Joe Dante, uno de los grandes maestros del cine fantástico y de terror, dirige esta cinta, puede que no la mejor de su carrera pero creo que sí la que ha tenido más éxito, ya que Gremlins se ha convertido con el paso de los años en una película de culto. La cinta la protagonizan Hoyt Axton, Zach Galligan y Phoebe Cates, aunque los verdaderos protagonistas de la cinta son Gizmo y los Gremlins. Hay que destacar, por encima de todo, que están muy muy logrados todos los bichejos, muy bien hechos y con una apariencia muy real (y nada de ordenadores, todo a mano, lo que merece especial mención) y eso que la cinta pronto cumplirá 30 años. Además, están dotados de cierto humor negro y mala leche que les hace, al fin y al cabo, atractivos para la gran audiencia. Los Gremlins son unos cabrones, pero molan, y creo que es porque la caracterización y la “personalidad” que tienen (la manera en la que hablan y las pocas palabras que dicen) les convierte en seres que no dan especialmente miedo, lo cual es muy positivo para la recepción de la cinta por parte de cualquier público. No todos los niños la querrán ver, pero seguro que a los que tienen más de 10 años les gusta.

El argumento, como bien dije antes, puede ser tratado como un cuento de navidad, al fin y al cabo, la película nos habla de la responsabilidad, de las consecuencias que pueden tener nuestras acciones, pero está contado de una manera divertida, entretenida, algo macabra y, cómo no, para contentar a todo el público, entrañable. Técnicamente hay que destacar, como dije antes, la gran labor que se ha hecho con los Gremlins. La puesta en escena está muy lograda, la cinta se ve con facilidad y no se hace pesada. El final me ha dado un poco de pena, pero la cinta me ha dejado un gran sabor de boca, sobre todo, porque estoy convencido que no se hacen ni se harán películas como ésta.

Comentarios

  1. Javier Fernández López

    ‘Gremlins’ es todo un clásico de los 80′s, pero yo siempre he disfrutado más la secuela. Le vi un fondo mucho mayor, con más temas y ciertos aires políticos. Joe Dante no se puso límites con ella, mientras que en la original se nota la mano de Spielberg en el ambiente al ser todo demasiado encantador.

    Y siempre tuve la gran duda sobre qué pasaría si el encantador Gizmo comiese después de media noche. ¿Cambiaría su carácter? ¿Afecta la personalidad en el proceso de incubación? Siendo unos seres tan “interactivos” con el entorno y lo que les rodea, siempre tuve esas dudillas de rollo científico.

    A mí me gustaría ver un ‘Gremlins 3′ con Joe Dante de nuevo en la dirección. No me importaría ver a alguno de estos duendecillos verdes parodiando el “relaxing cup of café con leche”, por ejemplo. Bien es cierto que habría mucho ordendor de por medio, pero con ‘El origen del planeta de los simios’ hemos visto resultados bastante realistas. Viendo el camino que siguió Joe Dante con la segunda entrega, podría hacer lo que sea.

    Recientemente leí que estaba en preparación un reboot, pero no sé si Dante estaba en el proyecto. No sabría decir si eso es buena idea. Reiniciar ‘Gremlins’ con la intención de llevarlo a los más jóvenes no me parece algo que pueda funcionar. La segunda parte, peso a lo absurdo, la veo como un título para adultos.

    Buena crítica, me ha gustado leerla y recordar este clásico. Saludos!

  2. Miguel Ávalos

    Enhorabuena por el artículo. Una de las películas que mas me gustan de mi infancia. Una lástima que el espíritu ochentero se haya perdido, ya que como bien has dicho, no hay películas así en la actualidad. Esperemos que eso pueda cambiar y que respaldado por la era digital de hoy en día, alguien tome nota en cuanto a guiones y haga algo similar. Sin embargo de momento hay que esperar. Un saludo y enhorabuena de nuevo.

Escribe un comentario