Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Gigante de acero

Por José Albaina

Hombre de acero es un film de una dimensión ciclópea. Lo es por la envergadura del mito que explora, por la magnitud de la producción para llevarlo a cabo y por el ambicioso planteamiento artístico que persigue reiniciar las aventuras de un personaje legendario como pocos.

Zack Snyder,  a la altura del icono que tiene entre manos, despliega toda su capacidad para crear imágenes cargadas de épica y espectacularidad. Hombre de acero obvia por completo la anterior aproximación al personaje capitaneada por Bryan Singer en la fallida Superman returns (2006). La propuesta de Snyder (con Christopher Nolan en la producción) pretende ser el “reseteado” definitivo para los que conocemos las anteriores versiones cinematográficas, entre las que ocupa un lugar destacado la versión que Richard Donner dirigió en 1978, y la más impecable presentación del superhéroe para las nuevas generaciones.

video1hombreacero

La película cuenta, entre sus cuantiosas armas, con un reparto lleno de estrellas (Russell Crowe, Diane Lane, Kevin Costner, Laurence Fishburne) y un misil bien dirigido de acción y efectos especiales, puestos al servicio de la historia de manera ejemplar. Porque la película no quiere engañar a nadie, acción y espectáculo de calidad son los cimientos y el envoltorio de la propuesta. A los espectadores a los que esos elementos les llenan de gozo, se llevarán una buena dosis de satisfacción durante el visionado de Hombre de acero. Resulta curioso que el actor elegido para encarnar al superhéroe de Krypton, haya sido el actor británico Henry Cavill que carece del carisma suficiente para encarnar a Superman.

El hecho de que Christopher Nolan figure en los créditos de producción, pudiera llevar a aventurar que Hombre de acero guardase tics de las películas del héroe murciélago realizadas por el director inglés. Si bien es posible hallar algunas similitudes, la visión de Snyder termina imponiéndose sobre cualquier otra interferencia. El tono al comienzo de la película es claramente oscuro, para dar paso al ciclón de acción bañada en unos efectos especiales verdaderamente notables.

man_of_steel4

Que nadie espere una precisión, lógica y coherencia absoluta de la historia (como no debería esperarse de las epopeyas griegas), aunque ahora se presente como Hombre de aceroestamos frente a Superman; lo que significa que la acción, la emoción, lo más primario que en la infancia logró hipnotizarnos frente a las pantallas, regresa, y lo hace de una manera inmejorable.

Comentarios

  1. Francis

    A mi no me gustó demasiado, pero reconozco que es espectacular. Aunque eso no significa que tenga que ser buena.

  2. Dexter

    Es un peliculón de verano con todo lo que tiene que tener un PELICULÓN de verano.

Escribe un comentario