Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Gemidos en la oscuridad

Por Jon San José Beitia

Normalmente suelo encontrar algo positivo en las películas, pero en Gemidos en la oscuridad, no encuentro ningún tipo de aliciente que me permita recomendarla como tal, posiblemente podría haberse titulado bostezos en la oscuridad; es una sucesión de tópicos carentes de chispa y originalidad, juntando a tres insulsas reporteras que acaban en una casa con peligros ocultos. Nada nuevo.

El titulo original de la película es The Unseen, algo así como lo que no se ve y lo mejor que se puede hacer con ella es: no verla, puesto que todo en ella se antoja cutre y mediocre, haciendo que su visionado resulte pesado, monótono y aburrido, algo nada bueno para pasar un buen rato. El erótico título puesto por las traductoras, junto con las tres muchachas protagonistas, al más puro estilo de los Ángeles de Charly, no llegan a ser suficiente incentivo para terminar su visionado; no es erótico, ni llega a funcionar como una película de terror.

gemidosenlaoscuridad2

Todo es puro gancho barato, marketing que preparan las productoras para atraer el espectador con el toque erótico, cuando en realidad no tiene nada que ver, ofreciendo un auténtico despropósito, que se limita a ofrecer pequeños momentos de terror mal construidos e incluso ridículos, donde el paso del tiempo ha hecho mella, haciendo que esté totalmente desfasada en la actualidad. El relato no llega a enganchar y todo lo que se va presentando a lo largo de su desarrollo tiene el efecto opuesto al de despertar un ápice de interés; todo resulta previsible e incomprensible.

Las interpretaciones están muy lejos de resultar atractivas, llegando, incluso, al ridículo absoluto, donde cabe destacar la secuencia en la que aparece un pequeño grandullón, una especie de hombre retrasado, cuya interpretación supera la mediocridad, haciendo que nada en la película resulte creíble.

Un trabajo bochornoso que produce vergüenza ajena y que en ningún momento logra resultar mínimamente atractivo para el espectador, lo que, en términos coloquiales, podría definirse como un truño absoluto, intentando ser lo más respetuoso con los responsables de la película, pero teniendo en cuenta el trabajo que ofrecen, considero que la falta de respeto la tienen ellos con el espectador. Esta película no merece más pérdida de tiempo, no la recomiendo para nada.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario