Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Foxcatcher

Por Alejandro Arranz

-Un peliculón con todas las letras, es difícil que algo de Foxcatcher no resulte tenebroso y fascinante. Apabullante festín interpretativo.
-Miller nos golpea con una fuerza escalofriante. Su impecable trabajo tan solo queda mermado por las impresionantes actuaciones y un guión tan preciso y lacerante como un bisturí.

El cineasta neoyorquino Bennet Miller está considerado como uno de los grandes directores modernos en activo. Fama para nada desmerecida, pues si bien entre proyecto y proyecto nos obliga a esperar demasiado tiempo, siempre regresa con una película sorprendente, diferente y brillante. Truman Capote y Moneyball lo fueron y su nueva película, con la que vuelve a entrar en la carrera por el Oscar, no iba a ser menos. En ella nos cuenta la terrible historia real que aconteció alrededor de los medallistas olímpicos y hermanos Mark y Dave Schultz y el rico heredero John Dupont. Para ello consigue un reparto de oro en el que destaca el trío protagonista Carell-Tatum-Ruffalo; al que le siguen un conjunto de secundarios nada desdeñables, por ejemplo: Sienna Miller, Anthony Michael Hall, Vanessa Redgrave, Tara Subkoff o Guy Boyd -entre otros-. Antes de comenzar plenamente a hablar sobre el filme mencionar que está nominada a cinco premios de la academia, entre los que se encuentran: Mejor director, mejor guión original, mejor actor principal (Steve Carell) y mejor actor secundario (Mark Ruffalo).

foxcatcher2

Una vez más Bennet Miller ha dado en el clavo, un ejemplo de como hacer buen cine y de como tratar temas y conceptos universales a través de historias de cualquier tipo, como pueda ser una aparente historia sobre la lucha libre. No obstante la verdad es que no lo es, como ocurría con la anterior -y también excelente- película del director, Moneyball, este nuevo filme no es sencillamente una película deportiva. El mencionado filme protagonizado por Brad Pitt trataba sobre el ser humano, sobre como vivimos y como afrontamos los diferentes obstáculos que se cruzan en nuestro día a día, pero sencillamente decidía hacerlo a través de una trama relacionada con el béisbol. De un modo parecido pero diferente Foxcatcher es de todo menos una película deportiva, quedan avisados. Es un drama psicológico centrado y desarrollado completamente alrededor de sus tres fascinantes personajes principales, un relato inquietante por lo que oculta -o intenta ocultar-, lo que no dice o no muestra. Ahí está el punto clave de la película de Miller, el cual hace un trabajo ejemplar en muchos aspectos. En primer lugar el hecho no intentar explicar nada ni ponerse maniqueo con lo que cuenta, lo que hace en su lugar es analizar con precisión quirúrgica a sus personajes. Y es por ello que toda la historia y del mismo modo el filme gira en torno a ellos y a sus emociones, emociones contenidas de manera prodigiosa por un trío protagonista que además colma de matices sus perfectas interpretaciones. Destacando -si es que se puede- un montruoso y gélido Steve Carell (atención al maquillaje, merecedor de esa quinta nominación al Oscar) cuya carrera toma uno de los giros más radicales que se han visto en años.

Como bien he apuntado no puedo decir que Carell destaque por encima de Ruffalo o Tatum, pues ambos también realizan un magnífico trabajo, la no nominación de Tatum es un error inaceptable. A parte de actuaciones de ensueño y un guión lleno de recursos, también es de obligado comentario el incalculable trabajo de Bennet Miller en la dirección. No sólo ofreciendo un apartado visual estupendo y conformando esa opresiva atmósfera que imbuye el filme durante las más de dos horas (se pasan en un suspiro), es además la potencia de una narrativa oscura, taciturna y muchas veces poética de la que hace gala el cineasta, que se acerca cada vez más a la película redonda. Mención a parte merece el trabajo del director de fotografía Greig Fraser (Zero Dark Thirty, Mátalos Suavemente) y el compositor Rob Simonsen (El camino de vuelta), vitales para lograr muchas de las virtudes del filme expuestas anteriormente. A pesar de que uno ya sabe como termina todo, Miller consigue culminar esta terrible historia de manera devastadora y lírica, le pone el broche de oro a una gran película con un astuto golpe final que aturde tanto como asombra. Puede que no gane el premio a mejor director pero que importa eso, tiene nuestro respeto y agradecimiento por entregar una de las mejores películas del año.

Filme oscuro, tétrico, contenido, psicológico…desarrollado en torno a sus tres personajes protagonistas, a cargo de tres increíbles intérpretes que entregan los mejores trabajos de sus carreras. Bennet Miller crea una película terrible y fascinante a partes iguales, que devasta con lo que nos intenta ocultar pero que no consigue hacerlo, tan repleta de matices y buenas decisiones que a uno le cuesta no aplaudir. Foxcatcher te dejará KO, depende de ti levantarte o no.

Alejandro Arranz

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario