Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Fiel historia sobre la rivalidad del gran piloto Nikki Lauda y James Hunt

Por Enrique Fernández Lópiz

Rush es una película bien dirigida por Ron Howard, que trata sobre la vida del famoso corredor de Fórmula 1, el austriaco Nikki Lauda, y la rivalidad que en los setenta mantuvo con el británico James Hunt. En este trabajo biográfico de los dos pilotos, de los más grandes de la historia del automovilismo, Howard ha intentado y conseguido, que las carreras no suenen demasiado hollywoodienses. Cuenta con un guión bien escrito por Peter Morgan que narra de forma fidedigna la vida del corredor de Fórmula 1. Hay diálogos con vida entre el parco Lauda (extraordinario trabajo de Brühl), y el tipo ligero y vividor que fue James Hunt (bien por Hemsworth), diálogos que reflejan los dos polos opuestos que quedan perfectamente definidos en frases de la película como estas que aquí transcribo: - James Hunt: “¿De qué sirve el éxito si no puedes disfrutarlo?”; – Niki Lauda: “La felicidad es el enemigo, te debilita”.

Cuenta igualmente la película con una buena música de Hans Zimmer y una vertiginosa y atractiva fotografía de Anthony Dod Mantle, que se muestra deslumbrante sobre todo en la parte final del metraje. Gran puesta en escena, montaje y cuidada dirección artística.

Yo, que recordaba la historia de Lauda, me parece que el film consigue vertebrar y dar una imagen fiel de la vida y la carrera de este mítico piloto que en su momento sufrió un importante accidente del que sobrevivió por muy poco. Se trata de una película que puede interesar, no sólo al público aficionado a la Fórmula 1, sino a todo tipo de público, pues narra un estilo de vida, una historia creíble, las razones y motivos de un deportista de élite. Y cuenta con estilo y verismo la rivalidad de Lauda con su principal oponente allá por 1976, el piloto Hunt. La caracterización es muy buena, siendo que incluso ambos se parecen a los personajes reales. En lo caracterológico, Lauda es un hombre concienzudo, trabajador, serio y racional; mientras, James Hunt, es un individuo vividor, mujeriego, bebedor, juerguista, irresponsable y alocado, el anverso de Lauda.

rush2

El reparto es muy bueno con interpretaciones brillantes de los principales protagonistas. Daniel Brül está genial en su rol de Lauda y además, hasta físicamente se parece a él. Chris Hemsworth se luce –aunque menos- en su interpretación del cabeza-loca de Hunt. Y hacen grandes trabajos actores y actrices como Alexandra Maria Lara, Olivia Wilde, Pierfrancesco Favino, Natalie Dormer, Christian McKay, Stephen Mangan, Davis Calder, Alistair Petre, Julian Rhind-Tutt, Colin Stinton, Josephine de La Baume, Jamie Sives, Jay Simpson y Lee Asquith-Coe.

En 2013 obtuvo entre premios y nominaciones: Globos de Oro: 2 nominaciones: mejor película y actor secundario (Brühl). Premios BAFTA: Mejor montaje. 4 nominaciones. Festival de Toronto (TIFF): Nominada al Premio del Público (Mejor película). Satellite Awards: 7 nominaciones, incluyendo mejor director y montaje.

Es, en resolución, una cinta que pone de relieve cómo en aquellos setenta se ponía en serio riesgo la vida de los pilotos de automóviles, enfrentándose a la muerte constantemente por la mala organización y los primitivos estados de los circuitos, amén de los coches, aún sin muchas medidas de seguridad. Además, trata también el tema de la rivalidad en el deporte de alta competición que es otro de los fundamentos de la consecución de objetivos de alto nivel.

Sin ser una película de bandera ni una obra rompedora, Rush, sin duda por el buen trabajo de Howard, se deja ver sin interrupción, con mucho gusto. Yo la aconsejo, pues, como escribe Batlle, es: … una producción ´mainstream´ servida con impecable oficio, larga pero no pesada (cada escena está medidísimamente controlada), bella visualmente y, lo más importante, espectacular en las escenas de acción pero no abracadabrante: no, ésta no es una película para los adeptos de A todo gas; es más terrenal y humana. Y emociona aunque a uno lo de la Fórmula 1 le importe un comino.

Coincido plenamente, en esta obra hay humanidad, con su punto de emoción y el perfilamiento de un personaje, Nikki Lauda, que más allá de las carreras de coches e incluso en ellas, era todo un personaje encomiable en muchos aspectos.

Tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=dA3XN54J8nY.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone
Tags

Escribe un comentario