Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Feminismo en acción

Por Enrique Fernández Lópiz

Thelma Dickinson es una mujer ama de casa con una vida aburrida y anodina, casada con un hombre de cortas luces que no la trata nada bien. La otra protagonista, Louise Sawyer es camarera en una cafetería y sueña con casarse con su novio, a la sazón músico. Un fin de semana deciden viajar juntas para romper la monotonía y todas las frustraciones que acarrean. Pero esta escapada supuestamente divertida se convierte en un infierno para ambas. Al final, las mujeres se liberarán de todo en unas escenas impactantes que ya han pasado a la historia del cine… feminista.

Ridley Scott dirige con genial maestría Thelma y Louise, una historia escrita en un excepcional guión de Callie Khouri (Oscar al mejor guión de 1991). Se trata de una de esas películas que son desde mi modo de ver, de culto, donde la mujer sale aventajada en todo sentido, en medio de una panda de hombres cretinos, machistas y con escasas miras en su relación con las mujeres e incluso con el mundo. Creo que este mensaje es principal y es además, desde mi modo de ver, un fenómeno que cada día se hace más evidente: las mejores estudiantes son mujeres, las mujeres sostienen la economía de muchos países, las mujeres sobresalen en el mundo de las artes y las letras, etc. En tanto, muchos hombres pecan de un grado de estupidez sin límite, a lo que se une no pocas veces el mal trato, la violencia de género, tal vez porque no se acostumbran a los nuevos tiempos ni toleran ver a las mujeres triunfando y sabiendo estar en el mundo.

La música de Hans Zimmer es excelente, así como la fotografía de Adrian Biddle que es deliciosa y parece acariciar las formas.

Las interpretaciones de Susan Sarandon y Geena Davis son geniales, y juntas construyen una historia de violencia, feminismo, policial, comedia-drama, existencial, en fin, parece que no queda un cabo suelto entre las manos de este guión y con estas actrices. A cambio, como decía, salvo un tanto el policía Harvey Keitel, el resto de los varones son absolutamente impresentables en todo sentido: intelectivo, moral, social; apenas se salva nada de ellos.

thelmaylouise2

Pero quiero hacer una puntualización. La película tiene una factura elegante, y es además muy entretenida. Pero hay algo que no asimilo bien, eso es, el mensaje de rebelión que opone mujer-hombre, y el mensaje violento de muchas de las propuestas del director y el guionista que al final conduce a ambas mujeres al camino a ninguna parte.

En su momento el film fue muy bien acogido y yo recuerdo haberla visto en su estreno con gran regocijo (fue un éxito de taquilla sobre todo en Europa, pero también anduvo bien en EE.UU.). Mas a estas alturas de mi vida veo más acertado el mensaje de que la mujer encuentre su propio camino y su propia identidad, sin que por ello tenga que darse un enfrentamiento entre géneros. En ese sentido, el film pone en escena a una legión de hombres rudos, bárbaros y silvestres que no son el común de los hombres del siglo XXI. E igual digo sobre cómo la mujer, más que intentar parecerse o asimilarse al varón, debe encontrar su idiosincrásico camino, sus cualidades y rasgos propios.

En 1991 obtuvo entre Premios y nominaciones los siguientes. Oscar: Mejor guión original. 6 nominaciones. Globos de Oro: Mejor guión original. 4 nominaciones. 8 Nominaciones BAFTA, incluyendo película, director y actrices (Davis y Sarandon). Seminci: Espiga de Oro: Mejor película. Nominada al Cesar: Mejor película extranjera. David di Donatello: Mejor actriz extranjera (Sarandon y Davis). 3 nominaciones. 2 premios National Board of Review: Mejores actrices (Sarandon y Davis). Círculo de Críticos de Nueva York: 2 Nominaciones.

O sea, se llevó el Oscar al mejor guión original, pero sus dos protagonistas -Geena Davis y Susan Sarandon- vieron cómo Jodie Foster les arrebataba el Oscar por enfrentarse a un caníbal -eso sí, mucho más fascinante y educado que cualquiera de los hombres que aparecen en Thelma & Louise.

Creo que en aquel 1991 Thelma y Luise permitió al espectador disfrutar de una obra ya clásica, un icono, toda vez que nos puso delante dos de los retratos más apasionantes de mujeres que se han visto en el cine: poderosos perfiles y el trabajo inolvidable de sus dos actrices. Y hasta el final de la película se desvelan matices de los dos personajes femeninos. En ello tiene mucho que ver el genial guión que hibrida comedia, con película policíaca, con road movie y con drama duro; una imponente dirección de Ridley Scott en un sutil y perspicaz trabajo. Y por supuesto la Sarandon y Geena Davies que tuvieron la oportunidad y no la desaprovecharon de hacer de Thelma y Louise, sin duda sus personajes más logrados en el cine. Louise-Sarandon, recelosa, rígida, angustiada, independiente; Thelma- Davies, ingenua, introvertida, distraída, confiada. Y cómo esos dos personajes van evolucionando a lo largo de la historia hasta llegar a ser dos personas que pueden avanzar y mirar al frente sin temor, juntas gracias a sí mismas y a la conjunción de ambas.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Alberto

    Salí absolutamente encantado del cine en su momento, la he vuelto a ver no sé cuántas veces y escucho su banda sonora en casa muy a menudo. Llevo The ballad of Lucy Jordan en mi mp3 del coche y cuando cae parece que soy yo el que esté atravesando “El valle de los Monumentos”.

    Respecto a lo que comentas que asimilas menos, yo lo veo como muy acertado, personajes egoístas y policías con una desidia de caballo que llevan a un desenlace muy de road movie en mi opinión, por que en el caso de Thelma cuando el velo gris se levanta de la mirada a ver quién es el guap@ que vuelve atrás, y en el de Louise, bueno, en el de Louise es otro cantar. ¡Qué maravilla de personajes! y como comentas que evolución en ellos, sobre todo en Thelma.

    Una de las películas que más me marcó en los 90, una road movie monumental que me apetece volver a ver SIEMPRE.
    Un saludo Enrique

  2. Enrique Fdez. Lópiz

    Gracias amigo, parece que compartimos nuestra admiración por este film. Saludos Alberto

Escribe un comentario