Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Fargo, el orginal cine de los Cohen

Por Lourdes Lueiro

Sé que la película la firma sólo Joel, (aunque ambos, Joel y Ethan son los guionistas), pero no se puede negar que Fargo lleva impresa la personalidad de los hermanos Cohen; un tanto enrevesada y realmente sencilla a la vez, con algún que otro delincuente, algún toque de humor, esos tintes del oeste que tanto les gustan, y alguna que otra ”gotita” de sangre. En fin, un cine que no gusta a todos, que despierta amores y odios, pero que al fin y al cabo no deja indiferente a nadie, a mí personalmente me encanta su forma de hacer cine y se me antoja, sobre todo, muy interesante. Su estilo es completamente reconocible, a pesar de que sus películas no tienen mucho que ver entre ellas, sí tienen toques y guiños que hacen que las relaciones; desde Muerte entre las flores hasta No es país para viejos, o la simpática O’ Brother, todas ellas llevan “sello Cohen”.

Este film de 1996 se nos presenta como una historia real, aunque de real no tiene nada (es una de las curiosidades más perversas de la cinta), pero ¿y lo que nos gusta y nos atrapa cuando las películas comienzan de este modo? Los Cohen, desde luego, tontos no son; la película debe su nombre a la ciudad de Fargo, en Dakota del Norte, a pesar de que poca trama se desarrolla en dicha ciudad, ya que prácticamente todo el metraje se desenvuelve en Minnesota.

De los 7 Oscars a los que estaba nominada, Fargo sólo se llevó dos -muy bien merecidos todo hay que decirlo-, pero es que competir con la maravillosa El paciente inglés no le benefició en absoluto al film de los Cohen, porque la cinta de Minghella es sencillamente superior en prácticamente todo. Fargo conquistó el Oscar a Mejor Guión Original, porque a “originales” no les gana nadie, y el de Mejor Actriz que fue a parar a manos de la inmensa Frances McDormand, pasando por encima de la estupenda Kristin Scott Thomas (El Paciente Inglés), en este caso también considero justo este Oscar, ya que creo que el papel de McDormand es lo mejor de esta película (a pesar de que el doblaje en castellano deja bastante que desear), y es que la actriz esta increíble en este papel de policía que a ratos parece tonta, pero que en realidad es más lista que nadie.

fargo2

La trama es bastante simple, Jerry Lundegaard (William H. Macy) está lleno de deudas y necesita un buen puñado de dinero, así que “lo más cuerdo y fácil” será contratar a dos delincuentes de poca monta (de lujo Steve Buscemi y Peter Stormare) para que secuestren a su mujer y así poder pedir un cuantioso rescate a su multimillonario y tacaño suegro; la idea principal era dividir el dinero a partes iguales, mitad para los secuestradores y la otra mitad para el “pobre” Jerry, pero la cosa rápido se tuerce, y tras varios asesinatos con los que no contaban, entra en escena la policía que lleva el caso (soberbia Frances MacDormand), así Jerry tendrá que lidiar con más problemas de los que esperados…Y hasta aquí puedo leer…

Desde luego, Fargo está considerada una joya del cine de nuestro tiempo, una obra indispensable de esa década de tan buen cine como fueron los 90 (una de las mejores décadas de la historia en cuanto a cine se refiere, sino la mejor), la crítica siempre la ha defendido a capa y espada, y yo, por supuesto, no voy a ser menos, la considero un regalo para todos los sentidos de nuestra cinéfila mente, un trabajo muy cuidado y delicioso que nos dejan los hermanos más desternillantes del cine moderno, y aunque huele a muerte, es también un buen ejercicio para arrancarnos unas cuantas carcajadas, avisados quedáis, Fargo merece la pena.

Comentarios

  1. Miguel Ávalos

    Muy buena crítica Lourdes ¡enhorabuena! la verdad es que Fargo es una de las odas de los Coen y eso que estamos hablando de dos hermanos cineastas que nos han dejado joyas como El gran Lebowski, Muerte entre las flores o No es país para viejos. Sin embargo, lo dicho, Fargo está ahí, no pasa desapercibida, un mejunje cómico y macabro. Un abrazo y enhorabuena de nuevo.

  2. Iñigo

    Muy buena crítica, Lourdes. Creo que es la mejor película de los Coen y están detrás de ella están “Valor de ley” y “El gran Lebowski”. Tengo una deuda pendiente con “No es país para viejos”, así que ya la veré.

    Y ya que lo mencionas, la década de los 90 fue la segunda mejor de la historia del cine: todos los países aportaron algo nuevo y transformador en este arte. La primera fueron los años 20 porque ahí se sentaron las bases, y la tercera los años 60, porque supusieron una revolución en la narrativa cinematográfica. Es opinión mía y del historiador Mark Cousins, del que te recomiendo su “Historia del cine”.

  3. Lourdes Lueiro

    Muchas gracias chicos!! Íñigo pues no te arrepentirás de ver ”No es país para viejos”, a mi también me gustó mucho, de hecho se merece una segunda visión, le tocará pronto, un saludo a los dos y gracias de nuevo

Escribe un comentario