Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Excesivamente veloz para el estrecho camino que transita

Por Enrique Fernández Lópiz

El pacificador se trata de un thriller de acción, espionaje y tráfico de armas. En Rusia, en los Urales, un tren que transporta cabezas nucleares sufre un accidente provocando una explosión nuclear. La Dra. Julia Kelly (Nicole Kidman) es una funcionaria del gobierno americano especializada en el contrabando de armamento nuclear. Y descubre que el tal accidente es parte de un plan relacionado con la venta de material nuclear, una tapadera para ocultar el robo de material bélico por parte de unos mafiosos, destinado a ser vendido a organizaciones terroristas. El coronel Thomas Devoe (Clooney) y ella reciben el encargo de encargarse del caso y capturar a los culpables para impedir la venta a los iraníes.

Esta película fue la primera producida la SKG Dreamworks, creada por Steven Spielberg, Jeffrey Katzenberg -ex presidente de Walt Disney Animation Studios- y David Geffen -fundador del sello discográfico Geffen Records. Fue también el primer film que rodó Mimi Leder, directora hasta entonces de series de televisión. La película El pacificador (The Peacemaker) fue bien acogida por la crítica por sus cualidades técnicas y el atractivo reparto con sendos Clooney y Kidman en su juventud, y con un futuro prometedor por delante. Además, es una película de mucha acción e intriga. Y todo eso le dio buen cartel, pero el film, a decir verdad, no aporta nada nuevo, no es singular en este tipo de metrajes, muy tópico, y estas características no fueron una buena presentación para una productora ambiciosa y cargada de pretensiones.

elpacificador2

Desde luego no se le va a negar la buena técnica en la dirección de Mimi Leder, el mérito de una realización con pasajes trepidantes y de enorme tensión, sobre todo para aquella época. De otro lado tiene un buen guión de Michael Schiffer y una estupenda fotografía de Dietrich Lohmann, a lo que se une una buena música de Hans Zimmer.

Como ya he apuntado, el reparto incluye a un George Clooney resuelto y convincente, junto a una cándida, aunque presentable, Nicole Kidman que hacen un dúo razonablemente profesional en la obra. Al lado suyo, otros buenos actores dan la réplica magníficamente: Armin-Mueller-Stahl, Marcel Iures o Alexander Baluev por mencionar algunos. O sea, poco que objetar al reparto.

Es una película de alta velocidad, no de alta tensión, sino de gran rapidez; recuerda a James Bond, que igual está en unas calles de Viena que se da un trepidante vuelo de helicópteros, una escena de despacho, como una escena superviolenta de Clooney con un sicario… ¡Por favor, paren un ratito! Háganse una charlita, ponga usted un paisajito, algo sereno, pues es que hay una parte de la peli en que no se para, es demasiado agitada, mucho disparo, mucho coche destrozado, y Clooney siempre incólume, mientras Kidman es la lista. Pues bien, aunque no la hubiera visto, para mí es una repetición de docenas de cintas equivalentes y entonces a uno le parece haberla visto ya.

Trama previsible, escenas de acción limpias (sin muchas salpicaduras) y villano escasamente carismático y con excesiva cara de tal. Luego, es una peli que busca denodadamente un tono serio de thriller político, lo cual que en absoluto consigue pues el guión carece de entidad para ello. Más bien se queda en una cinta patriotera y ramplona, con mis disculpas por lo que digo, pero es así desde mi modesto punto de vista.

En resolución: película entretenida, en exceso veloz para el estrecho camino por el que se desarrolla, rusos malos y mafiosos, al igual que los croatas o etc. Americanos buenos y todo poderosos, mucha acción, demasiada, pero es una película que no aporta nada nuevo ni por asomo.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario