Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Espías

Por Alejandro Arranz

-Paul Feig entrega de nuevo una comedia estupenda. Hilarante, gamberra, malsonante y paródica.
-McCarthy se corona con una interpretación sensacional, tan tierna como absurdamente divertida.

El dúo Feig-McCarthy entrega su tercera colaboración, de nuevo una comedia pero esta vez en el mundo del espionaje internacional. En esta ocasión es Feig el encargado del guión, y la verdad es que hace un trabajo muy bueno con los momentos cómicos, aunque no tanto cuando intenta jugar con el thriller, y al argumento le falta mucho trabajo. El reparto es de lujo, desde luego es Melissa McCarthy la que da la nota, pero le acompaña un brillante número de secundarios entre los que encontramos a: Jason Statham, Rose Byrne, Jude Law, Morena Baccarin o Bobby Cannavale. Así pues, con una típica historia de espías, un poco de buen ritmo, alguna escena de acción a cámara lenta y cientos de gags absurdos (en ocasiones demasiado reiterativos), se erige esta tercera colaboración del dúo cómico más exitoso de los últimos cuatro años. Spy es un entretenimiento veraniego simple y previsible, pero que le granjeará al público una buena dosis de carcajadas.

espias2

El filme de Feig divierte ya desde sus primeras escenas, donde Law funciona a la perfección como parodia de Bond. La trama y su “evolución” se pueden prever desde el principio y no hay mucho guión donde rascar, es simplemente una película para pasar el rato, con fantásticas actuaciones de sus reparto y no pocos momentos cómicos memorables. Aunque es evidente que Feig es un lince para la comedia, la larga duración impide que su guión entregue risas regulares, al menos al mismo nivel. Hay numerosos momentos en los que casi lloras de la risa, pero también tramos en los cuales el humor pone el control automático y se conforma con chistes fáciles que se repiten en exceso, sazonados siempre, eso sí, con un momento genial de algún miembro del reparto o alguna escena de acción. La película de Feig se sirve de muchos tipos de humor, desde una continua y perspicaz parodia a las películas de espías hasta un olvidable humor escatológico. De esta manera McCarthy confirma que se mueve en el género como pez en el agua, con versatilidad y carisma; no hay muchas actrices ahora mismo capaz de rivalizar con ella en el terreno de la comedia. No obstante y aunque ella es la reina de función, Law y -en especial- Statham son los que se llevan los mejores gags, y se convierten en una de las mayores bazas de la cinta.

El equipo Feig-McCarthy ha vuelto a conseguirlo, Spy es el entretenimiento veraniego que necesita la cartelera, repleto de energía y buen rollo. Puede que ni su guión si su argumento soporten un análisis, pero tampoco es que importe en esta ocasión. Lo importante es lo divertida que resulta esta nueva propuesta cómica, que cuenta con un reparto nacido para el género y algunas escenas que son puro gozo absurdo. No llega al nivel de la fabulosa Bridesmaids pero supera a la irregular The Heat. Recomendable para pasar el rato y echarse unas risas.

Alejandro Arranz

Comentarios

  1. Enrique Fdez. Lópiz

    Me ha gustado mucho tu crítica y coincide bastante con la mía sobre la misma cinta (http://www.ojocritico.com/criticas/un-entretenimiento-en-toda-regla/). Felicitaciones!!

Escribe un comentario