Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Escuadrón suicida

Por Víctor Lozano

Ya está en nuestras carteleras una de las películas más esperadas de este verano. Después del sabor amargo que nos dejó Batman v. Superman: El amanecer de la justicia (a mí me supo bien, sobre todo con su versión extendida) le toca el turno a Escuadrón suicida, una reunión de los villanos más crueles y conocidos de DC Comics, reclutados para salvar al mundo de una amenaza alienígena…y de paso también al universo cinematográfico de la editorial, que buena falta le hace. Llega la semana del estreno y ya viene con la polémica servida, algo que no se esperaba; de hecho ya da por sentado lo que nos espera con las próximas películas del universo DC y hace que lo veamos algo normal: críticas negativas, más hirientes que Batman v. Superman. No lo esperábamos porque con esos prometedores trailers y toda esa excelente campaña de marketing que ha organizado Warner como lo íbamos a sospechar. Pero a mí eso me da igual, y yo iba con la esperanza de que al menos me gustase, cosa que sí ha conseguido. “Escuadrón suicida” es una entretenida película de acción y ciencia ficción con buena dosis de humor que no buscaba ser una obra maestra.

Pasemos al argumento: mientras el gobierno estadounidense no tiene ni idea cómo responder a una visita alienígena a la Tierra con intenciones malignas, Amanda Waller (Viola Davis), la líder de la agencia secreta A.R.G.U.S., ofrece una curiosa solución: reclutar a los villanos más crueles, con habilidades letales e incluso mágicas, para que trabajen para ellos. Ellos son: Floyd Lawton/Deadshot (Will Smith), un excelente francotirador; Harley Quinn (Margot Robbie), la famosa novia y cómplice del Joker (Jared Leto) y antigua psiquiatra conocida como la Dra. Harleen F. Quinzel; George “Digger” Harkness/Capitán Boomerang (Jai Courtney); un bocazas y borrachuzo ladrón que utiliza boomerangs como armas y le encanta los unicornios rosas; Waylon Jones/Killer Croc (Adewale Akinnuoye-Agbaje), un cocodrilo humanoide con instintos caníbales; Chato Santana/El Diablo (Jay Hernandez), un pandillero latino con piroquinesis; y Christopher Weiss/Slipknot (Adam Beach), un mercenario con una gran destreza con las cuerdas de escalar. Todos ellos forman la “Fuerza Especial X”, que es como en verdad se llama el grupo y no “Escuadrón suicida”, con el coronel Rick Flag (Joel Kinnaman) al mando de la misión y su fiel guardaespaldas Katana (Karen Fukuhara), una joven samurái. Sin demasiadas opciones a dar una negativa, estos supervillanos, conocidos como los más peligrosos del mundo, acceden a colaborar en peligrosas misiones secretas y suicidas para así lograr limpiar su expediente. La misión en concreto es enfrentarse a otros supervillanos más malos que ellos mismos.

A pesar de haberme gustado, la película tiene sus defectos, no se puede negar. Empecemos con lo bueno y lo más importante, Deadshot y Harley son los reyes del show: el primero, aunque sea un tipo serio debido a sus problemas personales, mola por su filosofía y carisma, la misma que tiene Will Smith y la segunda por su loca personalidad, sus carcajadas sin venir a cuento y su cachondeo ante cualquier situación ya sea buena o mala…vamos que sigue en su esencia, más pirada que su “bichito”; este personaje le viene como anillo al dedo a la despampanante Margot Robbie y lo hace suyo en todo momento, no es de extrañar la excelente valoración hacia ella entre tantas malas críticas. Esperemos que confirmen un spin-off sobre ella; otra gran actuación en la película es la de gran Viola Davis como la imponente Amanda Waller, ha nacido para ese papel; Cara Delevingne no lo ha hecho tan mal con su Encantadora pero deja mucho que desear; todos los demás también han quedado bien como secundarios. En resumen, que han hecho un gran casting.

escuadron-suicida-2

Hablemos de lo malo y empezando con el que más está dando de que hablar: el Joker; esta nueva versión del Príncipe Payaso del Crimen interpretado por el polifacético actor y músico Jared Leto no me ha parecido tan mala como dicen muchos, si es cierto que nos muestra al payaso de una forma muy diferente, más aterrador, más psicópata y con pintas de proxeneta como se muestran en algunos flashbacks o también en algunas escenas de la actualidad; pero las cosas como son, me sigue y seguirá pareciendo impresionante el Joker de Heath Ledger, este nuevo no le llega a la suela de los zapatos e incluso estoy pensando que el de Jack Nicholson y la versión animada que pone voz Mark Hamill son mejores de éste. Lo que ya no soporto del señor J en esta película (y me temo que también lo seguirán haciendo en el futuro del universo cinematográfico de DC) es su horrible doblaje, parece una especie de Jim Carrey mellado, puede sea que intencionado por sus dientes metálicos que le impedirán vocalizar bien pero a mí como a la mayoría le ha decepcionado mucho este doblaje, ya tengo en mente verla la próxima vez en VOS (al menos todas sus escenas) a ver si mejora en algo. Otras cosas que me han fastidiado, por así decirlo, de la “magnífica” labor de Warner con el montaje son los breves minutos que el Joker que tiene en pantalla aunque sea un mero complemento a la trama y no un papel de vital importancia, creo yo que no pasa ni de veinte minutos. Hasta el cantante y líder de 30 Seconds to Mars, después del bombo y platillo que ha generado su fichaje para el icónico villano, está indignado con el estudio por ello ya que él dice que grabó muchas escenas más (y yo lo corroboro porque veía novedades del rodaje de la película y una escena entre él y Robbie, esa escena en concreto no se vio en el montaje final, como otras muchas). Aunque pensándolo bien y visto desde el lado bueno, estaría justificada esa corta aparición en la pantalla para no torturarnos con ese doblaje que le han puesto. Dejando de lado al payaso, otro aspecto importante recae en David Ayer, director especialista en crímenes urbanos (Dueños de la calle, Sin tregua, Vidas al límite, el guión de Training Day, etc.) y de la joyita bélica titulada Fury (Corazones de acero en España), que vuelve con su doble cargo: director-guionista; a decir verdad me ha parecido notable su labor de dirección, a pesar de la presión de Warner para conseguir hacer al final lo que ellos querían; pero en la de guión no ha estado muy puesto que digamos, y eso se nota porque ha salido más coherente la primera mitad de la película cuando están todos todavía en Belle Reve y Waller narra el pasado de cada uno de los miembros a medida que también se muestra ese pasado en pantalla (siendo el mejor el del rey y la reina de Gotham City), pero la segunda mitad se ha quedado tan simple cuando la pandilla ya está en Midway City luchando contras esos monstruos humanoides hechos con un CGI tan pobre para llegar hasta el malo malísimo que tampoco se queda atrás en ese apartado técnico y lamentable narrativamente hablando; por no hablar de ese final tan flojo y tan monótono, con happy ending incluido, con tal de hacerla más comercial, no es nada normal esto en DC.

En conclusión y como ya he dicho antes, Escuadrón suicida me ha gustado a pesar de sus fallos y he disfrutado mucho viéndola. Efectiva trama pero con desenlace penoso, grandes actuaciones en lo que más destacan el carismático Will Smith como Deadshot y una maravillosa Harley Quinn interpretada por Margot Robbie que va a ser el “boom” este Halloween, una fotografía colorida excelente (en comparación con la oscuridad de El hombre de acero y Batman v. Superman), unos cameos magníficos de ciertos héroes, una buena escena post-créditos para hacernos saber de lo que nos espera en este universo y una gran banda sonora que incluye temazos acordes con grandes momentos de la película, la BSO instrumental de Steven Price tampoco está mal. No entiendo las críticas destructivas hacia ella, porque tan mala mala no es (sí lo son “Batman Forever”, “Batman & Robin”, “Catwoman” y “Linterna verde”); yo creo esos críticos tienen la fea costumbre de comparar las películas de DC con las de Marvel y se sabe de antemano que las comparaciones son odiosas; además, no todas las películas de la Casa de las Ideas van por un camino de rosas. En cuanto el susodicho montaje, que es el aspecto donde Warner, perdonadme la expresión, la ha cagado más, esperemos que también salga algo más compensado en su lanzamiento doméstico. Una excelente versión extendida donde se incluyan todas esas escenas que se vio en los trailers y no en la película, todas las del Joker y donde se muestre una mejor profundidad en la relación entre él y Harley le viene bien para que salga mejor reconocida en críticas, al igual que con su antecesora. De todas formas, ya nos esperamos de Warner/DC que haga eso con el resto de sus películas: lo de sacar un montaje en cines y otro para la versión doméstica y así dejarle los bolsillos vacíos a más de uno.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario