Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Entourage (La película)

Por Alejandro Arranz

Los fans por fin podrán disfrutar de un final más digno para la serie y también de una hora y media de oda al hedonismo y sátira sobre el Hollywood actual.
-A menudo resulta una revisión edulcorada de la serie y los minutos no están bien distribuidos. Digamos que en 104 minutos pasan demasiadas cosas innecesarias y dejan de pasar otras que realmente queríamos ver.

Doug Ellin se pone tras las cámaras para dirigir la adaptación cinematográfica de la famosa serie de la HBO que él mismo creó. Entourage trataba de un grupo de amigos de Queens que seguían juntos a pesar de la fama y la fortuna. También ofrecía una mirada satírica sobre Hollywood, la fama, el materialismo, etc. Tal vez en su momento no fuera una serie tan famosa como The Walking Dead o Game of Thrones pero logró reunir un notable grupo de fans. Escribe estas líneas uno de esos fans que desde hace tiempo forma parte de ese séquito. A pesar de las mujeres, del dinero y de todos los demás placeres de los que disfrutaban los protagonistas, la amistad siempre prevalecía. Y nadie que apreciara la serie podría olvidar a personajes tan entrañables como Ari Gold, Billy Walsh o Johnny Drama. El problema fue el desenlace de la última temporada, que por precipitado, cursi y ridículo llevó a dejar a todo su público indignado. Ni la serie ni mucho menos sus personajes se merecían una conclusión tan absurda y poco trabajada. Después de eso se habló mucho de cerrar la serie con una película y tras conseguir el dinero (cuatro años han pasado desde el final de la serie) los responsables han cumplido lo que se prometió. Los fans al fin tienen un final más apropiado para aquella serie tan sucia, inteligente y divertida. ¡ARI GOLD HA VUELTO!

entourage2

El filme comienza haciendo memoria de los últimos acontecimientos y presentando un poco a los personajes para los espectadores que nunca han visto la serie. Una buena decisión que intenta que la película pueda llegar a más público y lograr que los que no lo hicieron en su momento se pongan al día con la historia de este peculiar grupo de colegas (véanse la serie, se lo recomiendo). No obstante el querer llegar a más público hace que los productores manipulen otros aspectos de la cinta que no son tan de agradecer. Como por ejemplo la furia del gran Ari Gold, que se ha visto bastante reducida. Aún así, por mucho que digan los medios Ari sigue siendo el mismo, dosificado…pero igualmente genial. Un problema a tener en cuenta es el reparto de minutos y si bien todos tienen una proporción más o menos equilibrada, algunas tramas dejan mucho que desear. Eric, Drama y Ari se llevan las mejores subtramas, sin embargo la de Tortuga es sosa y con Vincent los guionistas vuelven a cometer el error de la última temporada. También pierden importancia personajes tan queridos como Billy Walsh que aparece en un par de escenas sin importancia. Aunque algunos de los secundarios más divertidos de la serie tienen sus escenas para lucirse.

Una de las mayores virtudes de la serie era su duración de 20 minutos por episodio, la hacía enérgica. Con 104 minutos da la impresión de que el filme podría sobrecargarse y el problema es justo el contrario. Faltan cosas, hay demasiadas chicas semidesnudas y demasiados cameos de famosos y sin embargo si quito a Ari de la ecuación me encuentro con una película falta de situaciones cómicas y de una trama realmente importante. Hacía falta que el foco de atención se centrara más en la película de Vince, una trama que está tristemente desaprovechada. A pesar de mis palabras anteriores sí que hay algunos cameos realmente divertidos, aunque la mayoría son pura publicidad e incluso hay alguno que no tiene ni sentido. Tras 90 minutos de fiesta vacua, hedonista y misógina llegamos a un final acorde con la esencia de la serie y aunque deja algunas cosas abiertas, concluye de una manera mucho más correcta que aquel inaceptable último episodio. Para algunos puede que sea un desenlace demasiado edulcorado, pero funciona y sinceramente, el final elegido para Johnny Drama no podría haber sido más entrañable y divertido, quien no se emocione no forma parte del séquito.

La película funciona -en primer lugar- como épilogo, se propone cerrar las tramas debidamente. Muchos opinaran que no era necesario hacer esta película y aunque su casi inexistente argumento no ayuda a discrepar, cualquier fan de la serie necesitaba un final a la altura. Y si bien este no es el mejor, si que es uno bastante bueno. Se respeta totalmente el espíritu de la serie (aunque la mala leche esté racionada) y se enaltece a casi todos los personajes con momentos que cautivarán a los fans. Y es que a pesar de que el filme busque llegar a más público, la verdad es que es unicamente para ellos, para esa gente que tras años viendo la serie ha llegado a formar parte del séquito. No es fácil que el resto de espectadores lo acepten, a no ser los adolescentes que se quedarán por las tetas y los yates. Entourage es un final adecuado para una de las series más infravaloradas de la HBO, no es una gran película pero tiene algunos momentos notables y para cualquier seguidor de la serie, pasar casi dos horas más con el grupo de amigos más perezoso y querido de la televisión es todo un privilegio. No creo ser el único que firmaría encantado por una secuela.

Alejandro Arranz

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario