Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Encuentra a Iron Man

Por Javier Fernández López

Después de dos entregas flojas y Los vengadores, regresa Robert Downey Jr. (Sherlock Holmes) para regalarnos otra entrega irregular del hombre de hierro. La primera estuvo bien en cuanto a presentación inicial, aunque nunca tuvo demasiada profundidad ni un villano decente. La segunda, más de lo mismo, quizá más floja por estar demasiado vinculada a argumentos que no tenían nada que ver con la propia película. La tercera entrega, la que nos concierne, intenta ofrecernos un villano de garantías y un Tony Stark hundido en la oscuridad y la desesperación. Algo más de profundidad narrativa para una trilogía que bebe mucho de la puesta en escena. Pero el resultado ha sido muy decepcionante después de lo que prometían los avances de la película. Un buen truco para captar la atención del público.

Hay demasiados detalles que interrumpen el ritmo de la película, y suena irónico que uno de ellos sea uno de los trajes del protagonista. ¿De verdad era lo ideal para la tercera entrega? ¿Había que darle tanto protagonismo a un traje que carece de interés? Lo que podía ser un espectáculo se queda en una feria con bajo presupuesto, donde las escenas se empobrecen debido a la falta de rigor. Gwyneth Paltrow (Amor ciego) tampoco está mucho mejor que en las entregas anteriores, ya que ni es heroína ni le va ese rol.

La película puede dividirse en dos partes. En la primera de ellas somos testigos de un auténtico metraje soporífero que sólo puede salvar Downey Jr. con sus chistes. En la segunda, por fin la película va cogiendo un ritmo decente, aunque el final resulta ciertamente deprimente. Cabe decir que hay escenas que no impresionan, cuando su intención es la de maravillar al público, y por ello no comprendo demasiado la película, ya que si buscaba ser profunda y oscura, por qué destruyen el dramatismo en las escenas de acción. Y ni siquiera la banda sonora ayuda.

ironman3_2

Ni Guy Pearce (Memento) ni Ben Kingsley (La lista de Schindler) son villanos de altura, aunque éste último sí que es cierto que aporta algo de comicidad al conjunto. Pero el reto de Iron Man en la película prácticamente es él mismo. Los nuevos personajes no están bien construidos, y eso influye negativamente en el acabado final. Lo de Rebecca Hall (El truco final) ya es para demandarlo, totalmente desaprovechada.

Y vale, de acuerdo, Batman como tal tenía pocas apariciones en El caballero oscuro: La leyenda renace, pero hombre, todo tiene un límite. ¿Dónde está Iron Man? Durante más de noventa minutos no aparece en sí nuestro héroe. Vemos muchos trajes, sí, pero ¿dónde está la estrella de Los vengadores?. Uno no ve Iron Man 3 con la idea de ver a Tony Stark pegando tiros de forma convencional.

¿Conclusión? Mala película, desaprovechado argumento y ridícula puesta en escena para una película que prometía más. Sí, el guión tiene sus trucos para captar la atención, pero los trucos, trucos son, un engaño. La película es tan buena como la calidad de los materiales de los trajes del protagonista. Nótese, pues, que la cinta se queda a medio gas. Un producto flojo.

Comentarios

  1. Adrian Pena

    Totalmente en desacuerdo, tras Los Vengadores y X-men primera generación esta es la mejor entrega del universo Marvel en el cine, y la presentación de Iron man en la primera. Shane Black logra apartarse totalmente de lo que fue Iron Man con anterioridad para evitar la fórmula repetitiva, el éxito era seguro y el apuesta por un cambio que le sale bastante bien. Un guión mucho mejor que el de la segunda parte y un Tony Stark más dramático pero sin dejar de ser irónico y chulo. Sorprendente, fascinante y espectacular desde mi punto de vista.

    • Javier Fernández López

      Sí, pero si yo me dispongo a ver una película de ‘Iron Man’, es para ver a Iron Man. Si me dicen que el villano es Mandarín, qué mínimo que sea Mandarín. Y si el truco está en que el villano al final acaba siendo otro, qué mínimo que sea un villano aún más potente y con más gancho. La película es un nmonólogo de Robert Downey Jr. y acaba resultando ridícula. ¿Para qué dices tu dirección poniendo en peligro la persona que más quieres? No pones ni un sistema de seguridad decente. La armadura, que era la clave de la saga y que siempre fue de un material impresionante (en ‘Los vengadores’ aguanta bastante bien en la pelea del bosque a los demás personajes), ahora son lo más frágil que te puedes encontrar.

      Lo siento, sé que la película ha tenido buena aceptación, pero no le he visto el chiste, ni me ha gustado el giro de guión, ni me han impresionado los efectos especiales, y los diálogos los he encontrado ya demasiado manidos.

Escribe un comentario