Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Temporal arrasará todo… menos la taquilla

Por Sergi Monfort

El prisma de la crisis actual se ha refractado en la pantalla de todas las maneras que hombre y mujer han podido imaginar, de la mano de topicazos empresariales, de familias de escasos recursos económicos, de la lucha por encontrar empleo, mediante sistemas montañosos de documentales, George Clooney despachando a gente…

Temporal se erige como una propuesta que combina el drama más crudo con la comedia a ratos negra y hace que parezca pan comido. Pero a la hora de rehuir de algunos de estos tópicos… no realmente. Podemos ver a una (muy explícitamente) maltrecha Melanie Olivares contestando llamadas en una angosta oficina representada, en imagen y sonido, como si fuese el sótano del infierno. Adrián Lastra, la mejor interpretación masculina de lejos, descorcha la vis cómica para llevarse perlitas realmente interesantes (agridulcísimo segmento el de la casa del millonario). El resto, brillan con luz propia. Reproches contra los actores: ninguno. Es algo que no puedo decir de todas las películas españolas que veo, ni siquiera las independientes. Mientras tanto, el director, Catxo, parece querer exprimir el presupuesto para hacer una obra coral a la altura de Paul Thomas Anderson.

Adelanto: no lo está (y me habría sorprendido muchísimo).

temporal2

Ya os digo, la dirección y las interpretaciones son lo mejor de este cóctel que consigue algo que muy contadas películas indies logran: dejarse disfrutar de forma muy fácil. Aunque no estoy nada convencido con el guión.

Me he reído de situaciones que ya reconocía o no deberían haberme hecho gracia, más que nada, por desgaste (el humor vulgar de una señora de la limpieza, jovencitas que se burlan de alguien y el aludido que escucha a escondidas, incredulidad de un veterano ante una novata que le supera nada más llegar… «¿Cree usted en las ciencias ocultas?», vale, eso último, en su contexto, tenía mucha gracia), y si lo he hecho es gracias a personajes bien dibujados. Algunas de las historias están abocadas a terminar exactamente como tú habías previsto, y ese es el principal problema de Temporal. Aun así, en general, todas terminan de manera… no diré decepcionante (ni mucho menos desvelaré nada), pero lo que he sentido es que ha habido un momento previo al clímax… Ergo… Había un final, pero no un clímax. Te llena de resignación.

Aventuro a adivinar que el director ha conseguido esa sensación un poco a medias. Es el tipo de cosas que debieron quedar mucho mejor en la cabeza de su creador que en la lente de la cámara. Una mirada sobre las injusticias y dificultades laborales que, de haber tenido una escritura y gestación más brillante, habría hecho historia en el cine español. Lo cual, de hecho y, a pesar de todo, ocurriría de no ser porque tú y yo sabemos que vas a poder contar con los dedos de media mano a los conocidos que hayan oído a hablar de esta película, y casi ninguno, por desgracia, pertenecerá a la Academia.

Ahí lo dejo.

Sabor: 7
Textura: 4
Ondulación: 5
Ganas de repetir: …….

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Irene Pardo

    Quiero verla y tengo que darme prisa porque intuyo que es la última semana que está en cartel en mi ciudad.

Escribe un comentario