Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El sabor del miedo

Por Jon San José Beitia

Sensacional película de suspense y terror digna de mención y reivindicación. Poco conocida para muchos, la película presenta una trama magnética y plagada de interés, en la que se presenta la historia de Penny Appleby.

Una joven a la que un accidente ha dejado en silla de ruedas, decide irse a vivir con su padre, al que no ve desde hace diez años y que vive con su nueva esposa, pero a su llegada descubre que su padre no está. Con el paso de los días, Penny está cada vez más convencida de que ha muerto, pero nadie la cree, excepto el chófer, y juntos inician una investigación.

La premisa inicial permite al director captar la atención del espectador instantáneamente, introduciéndolo en una trama de suspense, donde nada es lo que parece. Logra jugar con el suspense e incluso hay espacio para instantes de terror muy acertados. Va presentando las claves del relato progresivamente, de una forma inteligente y dinámica, logrando mantener el interés suscitado, inicialmente, a lo largo de toda la duración de la película, hasta alcanzar un desenlace maravilloso, donde todo encaja.

elsabordelmiedo2

El sabor del miedo está dirigida por Seth Holt, un director que demuestra sus dotes para los relatos de intriga y suspense, manejando los tiempos y las situaciones con astucia y logrando descolocar al propio espectador. El reparto no cuenta con intérpretes muy destacados pero es irrelevante puesto que el peso de la historia de la película hace que los personajes cobren vida propia y se conviertan en pieza clave para resolver todo el misterio. Mención especial merece la participación de un joven y casi irreconocible Christopher Lee.

Una producción de la Hammer que apuesta por el cine de terror y suspense, ofreciendo un trabajo notorio y memorable en una película que merece un puesto especial en los relatos de suspense de la Hammer.

Cuenta con un argumento sólido, unas correctas interpretaciones y un constante movimiento de piezas con giros de guion magníficos que descolocan y sorprenden al espectador. Demostración de que, en ocasiones, las mejores películas se encuentran donde uno menos se las espera. Todo un acierto, altamente recomendable.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario