Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El renacido (The Revenant). Mucha pose y poco poso

Por Toni Ruiz

Leonardo DiCaprio se llevará el Óscar en unas semanas por esta película cuyas virtudes técnicas son incuestionables pero que, en mi inmodesta opinión, solo puede cautivar si uno tiene un día muy cursi. Y ojo, que todos los tenemos de vez en cuando.

De veras quería que El renacido me gustara. Porque su título original me evoca a una fascinante serie francesa y porque DiCaprio hace tiempo que se convirtió en un gran actor y deseaba que ganara la estatuilla hollywoodiense con merecimiento. También porque en su día me impactó Amores perros (miedo me da revisarla) y quería librarme de esa idea que con sus siguientes películas se ha ido instalando en mí de que Iñárritu es un timador que fabrica obras ampulosas pero de nulo calado emocional.

La cosa empieza bien, con una escena de padre e hijo cazando un ciervo (me recuerda de manera anecdótica al inicio de la enorme Prisioneros) seguida de una deslumbrante secuencia de lucha entre indios y blancos que está rodada y coreografiada con un virtuosismo de quitarse el sombrero. Y…¡eso es todo amigos!  A partir de ahí, DiCaprio y su sino de revolcarse como un cochino y muchos amaneceres, plantas, animales, amaneceres,  ríos, nieve y amaneceres.

Que la secuencia del ataque indio nos impresione pero no nos conmueva es entendible porque aún no hemos tenido tiempo para empatizar con los personajes. Que la película avance y siga sin importarnos lo que les ocurre ya no tanto. Y es que cuando los personajes –incluyendo a Leo- sufren o mueren, me la sopla. Todo muy espectacular, eso sí. Lo malo es que cuanto más aprieta Iñárritu la tuerca de la espectacularidad, más fatuo parece todo, porque mayor es el abismo entre la profundidad pretendida (el no va  más) y la conseguida (poca o ninguna) con esa pomposidad. Todo se antoja pseudolírico y pseudoépico, y el uso de la naturaleza para dar alcance supuestamente trascendental a lo que se cuenta no logra desde luego su objetivo.

Los paisajes, eso sí, son una pasada y el solo hecho de contemplarlos entretiene. Que Iñárritu tiene talento para potenciar la grandiosidad de esos paisajes es igualmente innegable. Hay piezas sueltas que también captan la atención (el ataque del oso), pero el conjunto es prosopopéyico.

el-renacido-2

La parte de calvario gore es otra que de nuevo se queda en mera apariencia. A lo truculento le sienta bien lo barroco -el giallo y sus desmesuras o la serie Hannibal, que no puedo evitar nombrar diariamente- y lo aséptico  -Haneke cuando lo hace bien, el penúltimo Cronenberg- porque lo primero es muy perturbador por el refuerzo de lo sanguinario con una belleza exquisita y poderosa, y lo segundo por la frialdad con que se retrata algo en teoría tan impulsivo y arrebatado. Pero contrastar lo violento con lo lírico suele conseguir que lo lírico parezca huero y lo violento una pose. Se me viene a la cabeza Cold Mountain y su manera ridículamente poética de mostrar lo sucio y lo pasional. Allí teníamos una escena de palomita blanca en la iglesia, aquí tenemos postales ñoñas de pajarito e iglesia pero encima por separado. La enfática música de la película de Anthony Minghella al menos en este caso está sustituida por sutiles y hermosas partituras que no nos avisan a cada paso de la magnificencia de lo que estamos viendo.

En cuanto a DiCaprio, realiza una interpretación muy física, en modo “aguanto tó lo que me echen”, a lo Jim Caviezel en La Pasión de Cristo o Naomi Watts en Lo Imposible, quedándose  entre el uno y la otra. No está mal, pero tampoco es para lanzar cohetes.  Una actuación muy visceral (a veces, literalmente) que le hará ganar el Óscar que ya debería tener en su vitrina pero que no es ni de lejos la mejor de su carrera. Mucho mejor está un Tom Hardy que no para de encadenar papelón tras papelón y que también está nominado por esta película, como actor de reparto.

El renacido tiene pues sus virtudes (paisajes, música, escenas aisladas, Tom Hardy), pero supone un tremendo descalabro, casi tan grande como el que se pega el caballo de nuestro héroe, que, seguramente desalentado ante tal panorama, se abarranca. Y como el pobre animal no vuela como la mujer de Leo, se queda en el sitio. Parte de él, al menos.

En definitiva, un tour de force técnico admirable y disfrutable pero al servicio de la nada, artero y afectado. Para colmo, como el asunto tiene que ser épico, la peli se va hasta las dos horas y media. 150 minutos en los que, como diría mi madre, todo es “más cursi que una espuerta de gatos”. Aquí no hay felinos metidos en cestitas, pero seguro que los veremos en The Director’s Cut cuando Iñárritu saque las escenas descartadas. Así la película le resultará más lírica y de paso se estirará la duración hasta las tres horas para que parezca también más épica si cabe. Tiempo al tiempo.

 Calificación: 5/10.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Elena

    No quiero decir nada por ahora a favor ni en contra porque no la he visto aún, pero desde luego que a mí sí que me ha tenido cautivada Iñárritu y sospecho que se me va a caer desde su cima. Menos mal que hay otros grandes y no tan grandes pero auténticos cineastas.

    • Sebastián L.P.

      Con Alejandro G. Iñárritu siempre es igual, mucho talento puesto en lo técnico y poca emoción, así que muy de acuerdo con tu crítica.
      ¡Y gracias por hacer que aumente mi vocabulario con el verbo “abarrancarse”! ja ja ja. Lo desconocía y pienso usarlo a partir de ahora.
      Saludos y enhorabuena de verdad por la reseña.

      • Toni Ruiz

        ‘Abarrancarse’ es un gran verbo, jaja.

        Muchas gracias por tus comentarios. Un saludo.

    • Toni Ruiz

      Gracias por tu comentario, Elena.

      La película de todas formas merece la pena como experiencia sensorial, así que no te desaconsejo que la veas. Además, a muchos les está gustando e incluso conmoviendo. Por desgracia, yo no soy uno de ellos. :)

      Saludos y gracias de nuevo.

  2. Enrique Fernández Lópiz

    Me ha gustado tu crítica, y aunque digas y seguro que es cierto y vero que se trata de supone “un tremendo descalabro”, ja ja!, yo iré a verla este sábado o el otro. Ya contaré en estas páginas mi valoración. Enhorabuena por tu reseña. Un abrazo colega

    • Toni Ruiz

      Gracias por tus palabras, compañero.
      Ya se ha publicado en esta web otra crítica muy en sintonía con la mía, así que a ver si tú coincides y empezamos a ser legión los que no hemos sido seducidos por ‘El renacido’.
      De todas formas, dado el nivel de tus críticas, será un placer leerla igualmente incluso aunque disientas.
      Saludos.

  3. Juanje Garrido

    Muy buena crítica, la verdad es que lleva mucho marketing esta película y todo apuntaba a que iba a ser una de las mejores de este 2016.
    Yo aún no la he visto, y creo que después de tu crítica esperaré a que salga en DVD o blu-ray para verla.
    A día de hoy es difícil encontrar una película que nos sorprenda, nos guste o no lo hemos visto ya casi todo, cada vez cuesta más hacer buen cine que trasmita al público y aún más que impresione y nos haga caernos de la butaca. Los guionistas y directores de cine lo tienen complicado…
    Y así está el cine en la actualidad, unos efectos especiales que deslumbran y una fotografía casi siempre impecable pero con unos guiones ya tan reproducidos que hacen que cada vez sea más curioso y, por desgracia, anómalo, encontrar una película que nos marque de por vida.

    ¡Enhorabuena por la crítica! Se nota que le has dedicado tiempo. Un cordial saludo.

    • Toni Ruiz

      Gracias por comentar mi crítica, Juanje.
      Llevas toda la razón, el envoltorio ahora a menudo es espectacular pero con poca sustancia.
      ¡Un saludo!

  4. AparteYPunto

    Totalmente de acuerdo con tu crítica. Hoy te he descubierto y es un placer leerte. A Gómez Iñárritu lo han subido a los altares antes de tiempo.
    Enhorabuena por lo que escribes y cómo lo escribes.

    • Toni Ruiz

      Sí, lo han elevado a los altares prematuramente. Pero estos de Hollywood son así. En cuanto les dé otra “picá”, empiezan a enterrarlo vivo.

      Muchas gracias por tus palabras. El placer es mío por escribir en esta página y ser leído por otros amantes del cine.

      ¡Saludos!

  5. Mario worship

    No del todo de acuerdo con lo que dices. Creo que a Iñárritu sus detractores le habéis cogido bastante manía y que acabaréis dándoos cuenta de que es un visionario. Con defectos pero un artista. Dicho lo cual, tu crítica me ha parecido para quitarse el sombrero y se agradece el tono jocoso y tu ingenio. Un deleite leerlo pese a la no coincidencia de opiniones. Enhorabuena

    • Toni Ruiz

      ¡Viva la ironía! Siempre.
      Muchas gracias por tus palabras.

  6. KIKO

    Me alegra encontrar críticas en este sentido, porque la película a mí también me pareció muy inflada y pretenciosa. Lástima que DiCaprio vaya a ganar el Oscar por esta.
    Por cierto, Toni Ruiz, la crítica para enmarcar. Viva la ironía :) .

    • Toni Ruiz

      De nuevo…¡ viva la ironía!
      Efectivamente, Leo ha ganado el Óscar al final, como todo el mundo preveía. Y sí, la peli muy inflada. Acabo de volver a ver ‘Birdman’, la anterior de Iñárritu y, con sus defectos marcas de la casa, me parece mucho mejor que ‘El renacido’. Iñárritu ha dado sin duda un paso atrás. Y mucho me temo que, cuanto más lo adulen, más pasos atrás dará.

      Gracias por leerme, KIKO.

  7. Fernando V.

    Crítica de nivel para una película de no tanto nivel. A Gómez Iñárritu yo ya no me lo creo.

    Saludos y enhorabuena por tul artículo.

    • Toni Ruiz

      Yo también, aun reconociendo los méritos, estoy muy desencantado con su cine. Gracias por lo que me toca :)
      Saludos.

  8. Miguel Ávalos

    Enhorabuena por tan buena crítica compañero. Genial escrita!
    Dicho lo cual debo admitir que a mi El Renacido me ha gustado mucho y también el trabajo del gran Leonardo DiCaprio.
    Ahora que en lo que respecta a papeles, su trabajo maestro es Jordan Belfod en El Lobo de Wall Street, película por la cual debió ganar el Oscar si o si.
    Afortunadamente este año 2016 le ha dado lo que el 2015 no le entregó. Algo es algo.

    Un saludo y enhorabuena de nuevo por tu magnífica crítica!

Escribe un comentario