Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El regreso

Por Jon San José Beitia

El regreso es una muestra de cómo con un bajo presupuesto y con las ideas claras se puede conseguir cautivar y conmover al espectador, conquistando su corazón mediante la sencillez de un relato entrañable e inspirador.

Relata la historia de unos hermanos que se ven abandonados y tratan de seguir adelante unidos, sin ser dados en adopción, para lo cual visitan a la hermana de su madre, un personaje oscuro y reacio a cuidarlos.

Es una historia como muchas que han podido ocurrir en la vida real, donde una familia se rompe por las circunstancias de la vida y cómo los pequeños intentan superar todo, unidos. Es dura, sensible y entrañable. Los niños conquistan al espectador y sirven de gancho para seguir con atención todas sus aventuras.

La película cuenta con la estupenda participación de Anne Bancroft, la mujer madura que sedujera a Dustin Hoffman en El graduado; consigue ofrecer todo un abanico de sentimientos, traspasando todas las barreras emocionales. En el momento en que aparece su personaje, la película gana en intensidad y en emociones. Bancroft ofrece una interpretación generosa, encarnando a un personaje seco, cerrado y hastiado de la vida, que permite observar una evolución importante a lo largo de la película.

elregreso2

Los personajes interpretados por los niños y, en especial, el de la hermana mayor, permiten ofrecer una interacción descarada con el personaje interpretado por Anne Bancroft, logrando crear un vínculo especial entre ellos.

Los responsables de la película dejan espacio para el humor y cierta diversión dentro del relato, logrando ofrecer un extraño equilibrio entre lo dramático y lo cómico. Es un ejemplo de superación y lucha para salir adelante, haciendo frente a las adversidades, unidos. Todos los personajes deben adaptarse a los cambios y evolucionar con ellos.

En algunos momentos puede ser previsible e incluso un relato demasiado edulcorado, pero se le perdona porque llega a resultar un relato verdaderamente entrañable y cautivador.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario