Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El penúltimo desafío de Arnie

Por Adrián Pena

Arnold ha vuelto, estuvo ausente varios años mientras gobernaba el estado Californiano, pero definitivamente ha vuelto, tras dos cameos que nos dejaron con ganas de más en Los mercenarios regresa con una mayor presencia en pantalla y mayores dosis de acción. The last standing o El último desafío, como ustedes prefieran, no es una película de acción más, no debería ser subestimada y, a pesar de ser más cercano a películas de “serie B” que a películas taquilleras, es un grato entretenimiento de western moderno o neo-western, donde las balas son intercambiadas entre narcos y sheriffs sureños.

Aun sabiendo que ya no es lo que era en los 80 y 90, Arnold sigue teniendo un poco de gancho, demostrando que es capaz de disparar un par de veces y levantarse de los golpes recibidos, todo sea para que los malos no pasen indemnes por su pueblo fronterizo. Pero en este film no es solo efectivo el trabajo del “abuelo” Arnie, 65 años, el film no sería lo mismo sin el eficaz trabajo de un pseudodesconocido coreano, Kim Ji-woon, en Hollywood; amén del reparto de minutaje entre unos secundarios que cumplen con creces en sus papeles (Eduardo Noriega, Forest Whitaker, Luis Guzmán, Johnny Knoxville…) Secundarios que son capaces de llevar la carga de la película y repartirse muy bien las escenas. La inteligencia del director no consigue solo eso, también consigue dosificar perfectamente la acción y repartirla de manera justa, dando un respiro al espectador e introduciendo momentos para la autoparodia.

ultimodesafio2

El austriaco de apellido impronunciable da un golpe sobre la mesa para demostrar que es el primer gran héroe del cine, para demostrar que sigue siendo top en las películas de acción y para volver a entretenernos. Porque El último desafío no es más que eso, un grato entretenimiento, cosa de agradecer, sin pretensiones, solo disfrute. En definitiva, una película que da más de lo que uno puede pedir. Arnold todavía tiene cuerda para rato, seguramente éste no sea su último desafío.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario