Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El mundo es un poco menos malo porque existe esta película

Por Manuel G. Mata

Creo que se me da mucho mejor escribir sobre cintas que no me gustan, ya que cuando la película que estoy viendo no me está transmitiendo nada, procuro quedarme con los detalles técnicos que la hacen grande para poder valorarla con justicia y para poder tener argumentos sólidos y férreos cuando la gente me pregunte por qué no me ha gustado. Resulta que, cuando la película no sólo me gusta, sino que me entusiasma, me quedo sin palabras. ¿Qué puedo decir? No sé si Mi vida sin mí tiene travellings fascinantes, unas interpretaciones brillantes (la he visto doblada, si veo algo doblado no juzgo porque estoy viendo una interpretación falsa) o una fotografía muy trabajada, pero no lo sé porque estaba tan fascinado por la historia que estaba viendo, por los diálogos que estaba escuchando y por las miradas cómplices entre los personajes que no reparé en otra cosa que no fuese vivir la cinta. Da gusto ver películas así.

Coixet nos cuenta una historia de humanidad terriblemente dolorosa pero que, a la vez, derrocha vida por los cuatro costados. La cinta plantea un debate moral que estremece hasta límites desconocidos ¿Qué hacer con nuestra vida cuando sabemos la fecha en la que se acaba? La cineasta catalana nos da una lección de vida a través de su película sorprendente, hermosa y melancólica que, pese a la negatividad que puede producir semejante diagnóstico, está llena de esperanza. La realizadora se rodea de un equipo artístico extranjero (quitando a Leonor Watling) para ofrecernos a todos una auténtico espectáculo audiovisual. Como dije antes, la cinta no se recrea en lo apabullante ni en una épica puesta en escena para dejarnos una sensación de grandeza, lo hace a través del alma de una limpiadora de universidad. La cara es el espejo del alma, y el alma de Ann es cine.

mividasinmi2

Otra de las cualidades que tiene a mi juicio la cinta es la banda sonora. La música y las canciones se usan en el momento adecuado, saben dónde tienen que estar y cuándo tienen que sonar para causar esa sensación estremecedora que busca la cineasta para transmitir emoción. Puede que la cinta se pierda entre algún que otro momento demasiado empalagoso o incluso fuera de lugar, ya que hay personajes cuya construcción no es muy completa o su papel en la cinta está metido a priori de relleno, pero todos, a su manera, hacen que el universo de Ann sea especial, hacen que todos queramos formar parte de él a nuestra manera.

Hay momentos en los que el comportamiento de Ann puede ser considerado inapropiado o incluso egoísta, lo que puede despertar cierta apatía hacia algunos espectadores pero, por otra parte, creo que la situación en la que se encuentra incita, en cierta medida, al egoísmo, a querer vivir cosas que nunca antes se han vivido. No sé si Ann obra bien o mal, no sé si está equivocada con sus acciones, con lo que dice, con lo que piensa,  con su manera de ver la vida, pero lo que hace, lo hace con tanta sinceridad que es muy difícil no creer en ella.

A pesar de que 2003 también nos regaló otra gran película como Te doy mis ojos (que se hizo con los principales Premios Goya) creo que la Academia no hizo justicia con esta gran cinta, al igual que tampoco lo hizo con la gran obra de Achero Mañas Noviembre. No obstante, creo que el tiempo ha sabido proteger a la cinta de Coixet dándole muy buen reconocimiento con el paso de los años, no sólo a nivel nacional.

La escena del coche, la del supermercado, los diálogos con el doctor, las grabaciones en las cintas, Blondie, las canciones elegidas por la hermana de Lee (Mark Ruffalo, seguramente con el paso de los años se sentirá orgulloso de haber formado parte de esta cinta) y frases tan magistrales empleadas durante la trama (me encantó bailar contigo, siempre serás el chico que secó mis lágrimas con su camiseta) justifican la existencia del cine.

Preciosa.

Comentarios

  1. Lourdes lueiro

    Que crítica taaan bonita Manuel!!!!! No he visto esta película, está en mi lista de pendientes, pero desde luego, gracias a tu crítica, tengo unas inmensas ganas de verla. Un saludo, y enhorabuena por tus geniales palabras!!!

    • Manuel G. Mata

      ¡Muchas gracias Lourdes! Espero que cuando la veas des tu opinión, y te recomiendo verla cuanto antes, ¡merece la pena!

  2. Jorge Valle

    Siempre me he preguntado qué sentido tiene hacer películas tan tristes como ‘Mi vida sin mí’, pero Isabel Coixet la cuenta con una sutileza tan exquisita que no solo llega a emocionarme (no hacerlo con el tema que nos propone esta película denota un corazón muy frío), sino que, como apuntas en tu crítica, me llena de esperanza. ‘Mi vida sin mí’ nos imprime unas ganas de vivir asombrosas a partir de una propuesta desoladora, y eso tiene un mérito incontestable. Toda una lección de vida.

    Enhorabuena por el artículo, espero que mueva a la gente a ver esta película porque merece mucho la pena.
    ¡Saludos!

    • Manuel G. Mata

      ¡Muchas gracias Jorge! Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras, ¡Gracias por contestar!

Escribe un comentario