Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El juez

Por Alejandro Arranz

-Esta difusa y fallida mezcla de géneros a medio camino entre El Inocente y Agosto contiene dos actuaciones mayúsculas que no te deberías perder, el resto no importa demasiado.
-El guión se cree mucho más de lo que es, la dirección deja mucho que desear y el filme con su muy excesivo metraje acaba por volverse pesado.

David Dobkin (El Cambiazo) dirige esta irregular mezcla de melodrama familiar y thriller judicial que no acaba de conjuntar correctamente. Son tres los guionistas encargados de crear esta oscarizable historia, que después de todo no logra ni de lejos cumplir sus grandilocuentes objetivos. Bill Dubuque, Nick Schenk y David Seidler escriben un largo melodrama repleto de trabas, elementos erróneos y poco convincentes, personajes típicos, tramas usuales y diálogos trillados sin ingenio; algo que cambia totalmente cuando ambos protagonistas entran en acción, insuflándole una energía fantástica que hace de la película un espectáculo muy entretenido e intenso. Esa es la primera y casi única razón para levantarte del sofá y pagar una entrada de cine para The Judge, en realidad son dos razones, se llaman Robert Duvall y Robert Downey Jr. El resto del reparto lo componen otro buen número de grandes actores como: Vera Farmiga, Billy Bob Thornton, Vincent D’Onofrio, Dax Shepard, Leighton Meester y Melissa Leo -entre otros-.

eljuez2

Al comienzo del filme parece que Downey va a ofrecernos el mismo papel de siempre y en general no hay demasiadas cosas que nos llamen la atención hasta bien entrada la trama principal. Sin embargo con el transcurso de los minutos ambas cosas cambian, la trama se vuelve algo más interesante a pesar de una narración muy dilatada y un guión muy flojo, y por otro lado asistimos a un claro cambio de registro del señor Downey, el cual nos sorprende con una interpretación digna de nominación al Globo de Oro, y que con mucha suerte (ya puede rezar en busca de un milagro) le granjeará el tan preciado Oscar que hace ya años que lleva buscando. Duvall como la otra cara de la moneda también realiza un trabajo excelente y merecedor de mención, el duelo interpretativo entre ambos es magnífico y es lo único sobresaliente en una película que simplemente roza el aprobado. La trama, los personajes, su pasado y en general toda la estructura sigue el esquema de los melodramas telenovelescos matutinos, todo busca la semi-tragedia para que el espectador empatice con los personajes de una manera bastante efectista aunque sin duda disimulada e inteligente, aun así muchos elementos logran diferenciar la cinta de tantas otras del género, y eso es admirable.

Uno de los mayores problemas del filme de Dobkin es que ambos géneros se encuentran diluidos, no confluye bien el melodrama familiar con la intriga judicial e individualmente ninguno de ellos es lo suficientemente bueno para ser destacable o minimamente atractivo. El humor, la reflexión u hondura ética-psicológica la aporta el estupendo reparto, es realmente fascinante comprobar como un buen conjunto de actores puede darle al guión y a la película en general una profundidad y una relevancia que por si sola no tiene ni de lejos. Las subtramas están manidas y son aburridas, el guión está cogido con pinzas en demasiados aspectos y suele tomar los caminos fáciles en lugar de arriesgarse. Otro inconveniente es que todo resulte tan manufacturado o pre-fabricado, no me convence todo ese cóctel de desgracias familiares pro-clinex y faltas de ingenio. Antes de que lleguemos a los 120 minutos ya estamos agotados de tanta situación típica, el exceso de metraje se nota mucho sobre todo hacia el final donde parece que la película va a acabar en cinco ocasiones para finalmente concluir tarde, mal y de manera un poco sensacionalista. La selección musical y el trabajo de Thomas Newman es muy acertado.

Incluso en los momentos más cansinos y cuestionables el dúo protagonista hace vibrar la pantalla, lo torna todo creíble y fascinante a través del poder de la interpretación, Downey Jr. y Duvall han hecho un trabajo demasiado bueno para el material con el que han trabajado y eso es una pena. De todos modos a pesar de su extensa lista de fallos El juez le gustará a gran parte del público, tanto por su historia, como por sus actores y su habilidad para atraer distintos tipos de público. Yo os recomiendo que veáis este gran duelo de actores pero cuando sea estreno en televisión.

Alejandro Arranz

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Enrique Fdez. Lópiz

    Bueno, me ha gustado tu crítica, lástima porque la quiero ir a ver la semana próxima, y no le veo según lo que dices, buenas trazas. Yo, este sábado vi “Perdida”, de la que escribí una crítica que ya publicarán, peli ésta, para que lo sepas, igualmente larga (149 min.), pero que se hace llevadera. Gracias por la información contenida en tu estupenda crítica. Felicitaciones.

Escribe un comentario