Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El invisible Harvey

Por Jon San José Beitia

Inteligente y original comedia de enredo que tiene como protagonista a un hombre simpático, educado y lleno de buenas intenciones que va acompañado a todas partes por un conejo gigante al que llama Harvey. Su familia preocupada por su extraño comportamiento toma la decisión de ingresarlo en un psiquiátrico, esto dará paso a todo un enredo de situaciones plagadas de humor.

El invisible Harvey protagonizada por el gran James Stewart se convierte en un clásico de la comedia, gracias a un argumento original y divertido, plagado de situaciones de enredo bien construidas, a base de diálogos dinámicos, chispeantes y llenos de matices que despiertan la simpatía del espectador. El personaje principal resulta curioso, gracioso y lleno de carisma, trasmitiendo una extraña paz interior, serenidad y un toque de felicidad, apoyada en la ingenuidad, que no ve maldad en los personajes que le rodean, ni siquiera en su propia familia que pretende encerrarle en un psiquiátrico porque consideran que no está en su sano juicio para hacerse cargo de la herencia familiar.

elinvisibleharvey2

La selección de James Stewart para el papel principal resulta de lo más acertada puesto que es un intérprete que ya despierta la simpatía del espectador y ofrece ese toque carismático necesario para encarnar el papel. Su interpretación resulta convincente y hace creíble la presencia de un conejo gigante sin la necesidad de efectos generados por ordenador, simplemente con gestos y miradas. En el apartado interpretativo, destaca junto a Stewart, la ganadora del Óscar por su papel secundario en esta película, Josephine Hull, encarnando a la hermana del protagonista, con el que ofrece el punto de vista del mundo racional, logrando deslumbrar con su capacidad cómica. El desarrollo del argumento se antoja complicado, pero lo cierto es que a base de numerosas situaciones confusas, va tomando forma, logrando crear confusión y enredo allá por donde se pasean el personaje principal y su conejo gigante. Los responsables de la película logran mantener el pulso del relato, apoyándose en unos ingeniosos diálogos y situaciones de enredo, haciendo que con el humor el espectador se olvide de la credibilidad del relato y lo disfrute. Algunas situaciones se antojan excesivamente rebuscadas, pero en su conjunto resultan originales y funcionan. La película ofrece una lectura interesante alrededor de la bendita locura y la bondad, presentando un personaje honrado y lleno de buenas intenciones que vive otra realidad, pero que alejado de los pensamientos negativos y de la cruda realidad que le rodea, es feliz.

Es entrañable, hay espacio para el humor, el enredo, las emociones, el romance e incluso logra ofrecer una reflexión interesante acerca del concepto de la felicidad. Un extraño relato agradable y bien intencionado, que deja un buen sabor de boca al término de su visionado. Recomendable.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Alberto

    Excelente crítica que comparto totalmente Jon
    Muy buena y muy recomendable película, sobre todo para “esos” días grises.
    Saludos

Escribe un comentario