Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El gran Gatsby, cambiando el pasado

Por Víctor Lozano

He oído hablar bien de esta película, sabía también que tenía una versión conocida de 1974 protagonizada por Robert Redford y Mia Farrow. Pero me interesaba ver este nuevo Gatsby nada más ver el trailerBaz Luhrmann (director de Romeo y Julieta, Moulin Rouge y Australia) adapta de nuevo la novela del bohemio F. Scott Fitzgerald y la decora a su estilo como era de esperar, que tampoco quiero decir que sea un mal director. La película enfatiza en su enorme reparto, por la trama y por los efectos visuales increíbles que para mi gusto se han pasado un poco con el 3D ya que no pega mucho con la ambientación, Nueva York en los alegres años 20. Tiene un argumento bastante normal pero sin ser tan rebuscado. En la alta sociedad norteamericana, se habla mucho de Jay Gatsby, un hombre misterioso e inmensamente rico de la noche a la mañana, al que todos consideran un advenedizo, lo que no impide que esa gente acuda a sus fastuosas y excesivas fiestas en su gran mansión de Long Island. Gatsby vive obsesionado con la idea de recuperar al amor que dejó escapar años atrás. Para ello se hará amigo de su vecino recién llegado, el joven Nick Carraway.

grangatsby2

Leonardo DiCaprio, como siempre descomunal y versátil en todo proyecto que sale, interpreta al suertudo Jay Gatsby y le sale muy solvente; Tobey Maguire, que me parece el único actor en el que sus personajes tienen muy mala suerte en la vida (observad su pasado de hombre-araña), no está muy brillante con su papel de Carraway, ya que me parece un personaje un tanto pringado y envidioso del misterioso estilo de vida de su vecino millonario, por lo menos el chico ya intentaba buscar su “sueño americano” sin inspirarse en nadie en los comienzos de la película; de Carey Mulligan como Daisy Buchanan ni hablamos. Un apartado estupendo y a la vez anacronismo es la música que hay las fiestas en la mansión de Gatsby y en otras secuencias: sale hip-hop, pop y R&B, etc., y el jazz es escaso en la cinta. Que Jay-Z sea el artífice del 70% de la BSO es una idea muy descabellada, bueno, mientras quede el buen instrumental compuesto por Craig Armstrong y la orquesta de Bryan Ferry. Otra cosa que aburre es oír de la boca de Gatsby la palabra “compañero” (que creo que es la palabra más redundante de todo el guión); una o dos veces es normal, pero 50 es que ya aburre; que se lo diga a Nick, a Tom Buchanan o a otro personaje.

Lo impresionante de la película es la magnífica fotografía, el bello diseño de producción, el increíble vestuario y el maquillaje. La principal metáfora de El gran Gatsby es que no puedes convertirte en alguien que no eres o no puedes transformar a alguien en otro que no es porque sino te destruyes a ti mismo, como la relación que hay entre Jay Gatsby y Nick Carraway. Debido a sus 142 minutos de duración, puede resulta algo lenta. A pesar de todo, Baz Luhrmann ha hecho un gran trabajo con esta nueva adaptación del conocido libro, El gran Gatsby de 2013 es una película en la que no pierdes nada si la ves.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Lourdes lueiro

    Yo oí tantas opiniones diferentes de este film que hace que tenga más ganas de verla aún, porque escuché desde que era maravillosa a que no era más que un bodrio, así que en cuanto la vea podré opinar, opino como tú, Dicaprio descomunal siempre, uno de mis actores favoritos, él para mi es la principal atracción para ver esta película, un saludo y genial tu crítica!!

    • Víctor Lozano

      ¡Muchas gracias, Lourdes!

Escribe un comentario