Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El “eterno retorno” o la “compulsión de repetición”

Por Enrique Fernández Lópiz

Retroactive es una película donde se cuenta la historia de una psicóloga-policía que es recogida en autostop por un psicópata (James Belushi) que viaja con su novia. Los acontecimientos llevan al malo a enfrentarse con la policía, a matar a la novia, a batallar a tiros con la psicóloga-poli, etc. En un punto, ésta consigue escapar y llegar a un laboratorio del estado en el que un joven los traslada, con una rara máquina, de nuevo al pasado para ver si se puede enmendar tanto desaguisado como se había producido en los primeros momentos del film.

Cuando vi esta película pensé dejarla e ir a otras cosas, pues el filme ya me estaba pareciendo desde el principio violento y desagradable. Pero hete aquí que aparece la máquina del tiempo, haciendo que toda la historia hasta ese punto nefasta, vuelva atrás una hora o más, ofreciendo así la oportunidad de corrección que a veces todos hemos deseado en nuestras vidas o en las de otros: familia, hermanos, etc.

retroactive2

La dirección de Louis Morneau es correcta, y tiene un guión que no está mal de Michael Hamilton-Wright, Robert Strauss y Phillip Badger. La trama finalmente resulta desoladora y poco optimista, es decir, que viene a decir que por mucho que vuelvas atrás, que por mucho empeño que pongas y por mucho que hagas, las cosas seguirán por el estilo: el psicópata protagonista, Belushi, seguirá siendo malo y destructivo, la policía un tanto ingenua, la novia no acabará bien en ningún caso –algo mejor al final- y viene a decir que las cosas, aunque hubiera esa opción de recomposición, tienden a seguir ídem de ídem. En psicoanálisis se denomina esta tendencia a incidir en los mismos errores, “compulsión de repetción”, y en Román paladino: “tropezar dos veces en la misma piedra”.

A mí me gustó, pues es la plasmación cinematográfica del nietzscheiano concepto del “eterno retorno.” Por ese mensaje, que no es baladí, esta mezcla entre una road movie y thriller de ciencia ficción, me parece digna de verse.

Las chicas Kylie Travis y Sjannon Whirry están bastante bien en sus interpretaciones, igual que James Belushi; y acompañan bien actores y actrices como Frank Whaley, Jesse Borrego, M. Emmert Walsh, Sherman Howard, Guy Boyd, Kristina Coggins, Robert Thibaut Jr. Y Roger Clinton. La música bien de Tim Truman y fotografía ídem de George Mooradian.

La película me recordó por ese retroceso temporal al film Atrapado en el tiempo, aquella historia del Día de la Marmota, etc. de Harold Ramis (1993) y que comenté en su momento en estas páginas. Pero mientras aquella era mucho más buena y más optimista en lo que toca a reeditar la vida y salir del tedio de la repetición a través del amor, ésta es pesimista.

En resumidas cuenta, Retroactive, que participó en el Festival de Sitges en la Sección oficial largometrajes a concurso en 1997, es una película recomendable, de esas películas que te dejan planchado en el sillón, a poco que toleres los primeros minutos; cuando te atrapa, ya no parpadeas y no quieres perder detalle ni acción, pues tiene un desarrollo muy dinámico tipo película americanas: persecuciones, disparos y carreras contrarreloj.

Puedes ver el tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=H35XGYQeIN4.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario