Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El camino de vuelta

Por Desiré Soriano

The way, way back es la nueva película de los guionistas de Los descendientes, excepto que en esta nueva película también son directores. El camino de vuelta retrata el difícil momento por el que pasa Duncan, un adolescente de 14 años que vive con su madre divorciada, su padrastro y la hija de éste. Duncan (Liam James) no se puede llevar peor con su padrastro Trent (Steve Carell), quien llega intenta ocupar el puesto de “padre” pero tan sólo desprecia a Duncan.

Durante el transcurso del verano, Duncan intentará buscarse a sí mismo. Prácticamente no habla con nadie, no se relaciona y además no tiene buena relación con su familia. Al llegar a la playa conocerá a personas que cambiarán su vida y le ayudarán a comprender que tú mismo tienes que decidir quién y cómo quieres ser en la vida, sin tener que ceñirte a las expectativas de los demás. La primera, la hija de una vecina (la cual es uno de los mejores puntos de la película y te hará reír con sus locuras), que será la encargada de hacer sentir a nuestro protagonista por primera vez ese dulce e inocente primer amor, o incluso podríamos catalogarlo como amistad, ya que en ella encuentra alguien que no lo rechaza por pensar que es ‘’raro’’, sino que desde el principio se acerca a él para conocerlo. Segundo,  y más importante, será cuando conoce a Owen, un encantador y carismático Sam Rockwell, que será más padre o hermano mayor para Duncan que lo que jamás ha conocido. Él le enseñará a vivir y a aceptarse a sí mismo, tal y como es, y además le enseñará lo que es la amistad.

elcaminodevuelta2

Si visteis esa preciosidad llamada Little Miss Sunshine (y si no lo hicisteis ya podéis estar haciéndolo) ya sabréis que Steve Carell y Toni Collette habían coincidido anteriormente. En aquella aventura en la caravana eran hermanos, mientras que en ésta son pareja.  Ambos están muy bien en sus respectivos roles, llegando a demostrar Steve que no es un actor al que sólo se le pueda etiquetar en comedia, se defiende en cualquier género. El protagonista, Liam James, está simplemente correcto y, sin duda, la mejor interpretación es realizada por Rockwell, quien derrocha carisma y simpatía.

Ahora, buenas actuaciones, interesante guión. ¿Qué es lo que falla en The way, way back? Su sensación de montaña rusa. La película transcurre sin encajar bien todas sus pequeñas partes y al final sentirás esa misma sensación de estar fuera de sitio que sufre nuestro protagonista. Sin más, una interesante propuesta para pasar una tranquila tarde.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario