Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Drama de alto voltaje

Por Enrique Fernández Lópiz

Paul Newman hace en esta película el papel de un aspirante a actor que acaba como amante y chulo de una actriz importante pero madura (Geraldine Page), y con ella regresa a su pueblo natal donde busca a su antigua novia, que es la hija del cacique del lugar (Ed Beglei). La película muestra una ciudad dominada por el deseo, el sexo, la prostitución, la hipocresía, la codicia, los abusos de poder, la violencia doméstica y la corrupción, una localidad del Sur de EE.UU., en el marco de una sociedad conservadora, clasista y retrógrada.

Dulce pájaro de juventud es un drama romántico muy bien conducido por su director, el veterano Richard Brooks, con un excelente guión del propio Brooks, unos diálogos brillantes, intensos, puramente conmovedores, de manual, demoledores, como este: “ […] Tenía voluntad y talento./ Pero la cámara./ La cámara no se le engaña./ La pantalla es un espejo que no miente./ Hay una toma, Dios nos libre,/ que se llama acercamiento./ Lista cámara uno./ Reflectores aquí muchachos, listos, música…/ La cámara se acerca./ Y tú, tu cabeza, tu rostro…/ … quedan encerradas en un marco/ con una luz resplandeciente./ Y toda la historia de tu vida se descubre/ mientras sonríes“.

El libreto aborda además temas controvertidos como el aborto, las drogas, el meretricio y la corrupción de cargos públicos, muy actual todo ello. De manera que Brooks adapta de nuevo al gran dramaturgo Tennessee Williams, tras La Gata sobre el tejado de zinc (1958) y para ello cuenta de nuevo con Paul Newman. Excelente adaptación de la celebérrima obra teatral de Tennessee Williams, Sweet Bird of Youth de 1959, que fue estrenada en Broadway en ese mismo año. “Poderoso drama lleno de interesantes interpretaciones y con la sobriedad de un director con tanto oficio como Brooks. Muy buena” (Morales).

Cuenta el film con una estupenda banda sonora de Robert Armbruster cuya música incluye solos de piano, melodías de viento y una composición orquestal romántica (escena del faro). Gran fotografía de Milton Krasner que mueve la cámara con diligente suavidad y hace uso de una paleta de cremas y azules pálidos que realzan el dramatismo de la acción y yuxtapone y superpone imágenes que a veces se entretienen en mostrar el torso desnudo de Newman.

dulce-pajaro-de-juventud-2

Buenas interpretaciones de un Paul Newman brillante que borda su rol. Igualmente excelente Geraldine Page como amante madura y hermosa, como Alexandra del Lago, una interpretación memorable de su personaje de actriz famosa que se resiste al ocaso; y de forma particular destaca el trabajo de Ed Beglei, como el Jefe Finley, atroz versión de la brutalidad, del cacique, que consiguió un Óscar por esta interpretación que caracteriza la “América profunda” y el poder maligno y cruel de quien dispone de su hija y de todo ser viviente de modo omnímodo. Acompañan a este trío un elenco actoral de primer orden con artistas como Shirley Knight, Rip Torn, Madeleine Sherwood y Mildred Dunnock.

Entre premios y nominaciones en 1962 obtuvo: Oscar: Actor secundario (Begley). Nominada a Actriz (Page) y Secundaria (Knight). Globo de Oro: Actriz (Page). Nominada a Actor, Secundario y Secundaria. BAFTA: Nominada Mejor actriz extranjera (Geraldine Page). Premios David di Donatello: Mejor actriz extranjera (Geraldine Page). Película, pues, con enjundia.

De nuevo un drama sobre la rancia sociedad sureña donde un cacique se impone e interpone entre el amor de su hija y un joven guapo del pueblo, mandando a éste a Hollywood. En Hollywood pierde la inocencia (su dulce pájaro de juventud) en busca del sueño dorado, del triunfo. Pero vuelve, aunque no sólo, sino acompañado de una decadente actriz. En esta película se narra con inaudita intensidad los entresijos de la casposa sociedad del sur norteamericano, encarnada en el patrón del pueblo; también el anhelo por la juventud que se marchó, que encarna en lo latente la inocencia perdida que se también fue, y las ambiciones y rencillas de unos y otros personajes por mantenerse a flote en un mundo difícil; en medio, el mezquino ámbito del cine en particular. Como dice Palomo: “Un drama amargo y asfixiante que desnuda la relación entre una actriz madura y su chulesco y despiadado amante, que se mueven en un mundo sórdido y escabroso, atenazados por sus miserias. Una obra maestra“.

En definitiva: gran película, un drama potente con interpretaciones de primer nivel y la sobriedad de un director de puro arte y oficio. Uno de los mejores trabajos de Richard Brooks y de Paul Newman. Muy recomendable.

Tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=nybbP_21wes.

Escribe un comentario