Image Image Image Image Image Image Image Image Image

DiCaprio vuela, Iñárritu decae

Por Javier Fernández López

Tengo la sensación después de haber visto El renacido de que me han querido vender la moto, pero no lo han logrado. He sido testigo de una filmación, en ciertos momentos, de lujo. Las actuaciones son memorables, y en mi modesta opinión diría que el mejor ha sido Domhnall Gleeson (Ex Machina). Diría incluso que la fotografía es magistral, aunque los efectos especiales no causan asombro como tampoco lo hace la banda sonora, que es, cuanto menos, olvidable. Hay cosas muy buenas en la película. ¿Por qué, entonces, salgo del cine con una sensación más agria que dulce? La respuesta puede estar en que, en realidad, la historia de El renacido no es para tanto. Más aún, la película en su conjunto no es para tanto. Ciertamente a los que les haya gustado el enfoque intimista que mueve al personaje de Leonardo DiCaprio habrán disfrutado más la película y, por ende, valorarán más positivamente el trabajo de Iñárritu. Yo, sin embargo, no vacilaría en decir que le ha sobrado una hora a la película, ni más ni menos.

El espectador podrá llevarse a causa un buen puñado de escenas para el recuerdo, todas ellas apoyadas en una violencia salvaje e hiperrealista. Sin embargo, en medio de esos momentos violentos no hay mucho de sí, más allá de alguna pincelada que sirve para ir hilando la historia. Pero hay mucho relleno de tono filosófico que, a mi juicio, empaña demasiado el resultado final. Lo que sucede es que he tenido la sensación de que ese relleno que pretendía dar profundidad a las imágenes está en la película de forma gratuita. Si lo quitas, realmente el producto no cambia demasiado. Bueno, en realidad sí cambia, pues el ritmo habría mejorado notablemente. Comprendo que Iñárritu se esté bañando en oro desde Birdman, y bien es cierto que El renacido me parece mucho mejor que su anterior trabajo, pero eso era porque la cinta de Michael Keaton me pareció sumamente pésima. Ésta, sin embargo, podría haber sido una maravillosa. Por supuesto habrá quien diga que ya lo es como también lo dirán de Birdman. En mi caso, humildemente temo que se siga venerando la figura de un director que peca de ambicioso y, en cierta manera, de morboso.

el-renacido-2

También es justo decir que la cinta da lugar a polémica. Viendo El renacido, no estaba olvidando en ningún momento Mad Max: Furia en la carretera. ¿Por qué? Es sencillo, son películas apoyadas en actuaciones físicas, sin demasiado diálogo en el metraje y con una poderosa fotografía y diseño de dirección. El montaje es la diferencia. Ahí me ha fallado Iñárritu, porque en Mad Max no sobra nada y en El renacido sobra mucho metraje. Y la polémica viene sobre todo porque se está aplaudiendo el trabajo de DiCaprio por esto. Entiéndase esto, DiCarpio hace un trabajo estupendo, pero ha estado mejor en otras películas, como puede ser, sin irse muy lejos, El lobo de Wall Street. Y si la Academia alaba este trabajo, ¿dónde está Charlize Theron? Porque no la veo ni siquiera nominada al Oscar a mejor actriz por su papel en Mad Max: Furia en la carretera. Sé que estoy aprovechando este artículo para soltar esta reflexión, pero no puedo evitarlo porque me parece una injusticia a un trabajo bien hecho, un trabajo de aplauso.

¿Qué más decir? Pues sí, cuando salgan de la sala de cine recordarán cada uno de los momentos donde ha habido sangre de por medio. La escena del ataque del oso es absolutamente fabulosa, como lo es también el momento final con Leonardo DiCaprio y Tom Hardy, situaciones de gran tensión en la película

En definitiva, por mucho plano-secuencia que me cuele Iñárritu, eso no cambia que su cinta sea una más, con la ventaja de que está firmada por él y por un reparto de lujo. Si bien puede haber momentos de gran maestría, hay otros que sobran completamente. Y meter minutos por querer ser profundo es algo que personalmente me disgusta. DiCaprio ganará el Óscar, y se lo merece, pero la cuestión es si lo van a dar porque este trabajo, que no es el mejor de su filmografía, o si se lo van a dar por callar a los más críticos que ven cómo la Academia hace oídos sordos a uno de los actores en mejor forma de los últimos 15 años, o más quizá. Iñárritu, por su parte, todavía debería tomar nota de ciertas cosas a la hora de hacer una película.

Comentarios

  1. Enrique Fernández Lópiz

    En breve publicaré mi versión sobre esta película. Pero acuerdo contigo en la valoración que haces, en general. Y me gusta cómo lo expones. Saludos colega de ojocritico, y un abrazo.

    • Javier Fernández López

      Saludos a ti también Enrique, y gracias por comentar! Leeré tu crítica de la película.

  2. No concuerdo con tu opinión aunque entiendo el punto. Es imposible entender o incluso disfrutar El renacido si no se tiene la sensibilidad para ver cine lento y contemplativo, como el que se hacía en la ex URSS o en la Polonia socialista. El renacido es una puesta al día homenaje a ese cine que se tomaba su tiempo y hacía profundas reflexiones visuales. Una cosa que un crítico de cine nunca debe hacer (pero es difícil no hacer) es comparar lo que nos gusta con lo que no, y mucho menos cuando son dos cosas totalmente diferentes entre sí, como Furia en el camino y este filme de Iñárritu. Te recomiendo que veas algo de cine de el periodo que te comento, en especial a Tarkovsky, y que le eches otro vistaso al Renacido.

    • Javier Fernández López

      Sobre lo que dices, el montaje de ‘Mad Max’ no ha condicionado mi crítica sobre el montaje de ‘El renacido’. La crítica habría sido la misma, sólo que ‘Mad Max’ me permite poner un ejemplo de buen montaje para visualizar mejor al lector lo que quiero decir cuando digo que a la película le ha sobrado metraje y entra en un tedioso ritmo.

      No hace falta tener una sensibilidad superior o ver un tipo de cine específico para ver o entender una película, porque si la película es buena, es buena independientemente del resto y sin necesidad de elementos extrínsecos a ella que hagan posible su comprensibilidad. Una película, un libro o el medio artístico que sea no requiere de un manual para ser entendido, porque el arte es expresión de sentimiento y emociones, y el cine lo es a través de la imagen y el sonido. ‘El renacido’ carece de trabajo musical acertado. Es anecdótica la banda sonora. La imagen, como digo en la crítica, se apoya en una buena fotografía, además del uso del plano-secuencia, pero la historia ha sido adornada innecesariamente. Cuando uno puede quitar algo de un producto y ese producto queda exactamente igual, entonces para qué está ahí. Sí, para intentar dar una profundidad al protagonista, pero ahí ha fallado por completo pues ha condicionado al ritmo del producto.

      Igualmente Luis Jurado, yo le recomiendo aludiendo a la contemplación “Sobre la norma del gusto” de David Hume. No crea que hago uso de la autoridad de un actor, el texto de Hume es tan discutible como cualquier texto o discurso, pero me parece una opinión muy enriquecedora para hablar de cuestiones de arte y estética.

      Saludos y gracias por comentar!

    • Mónica

      Totalmente de acuerdo con tu opinión. Es un cine contemplativo, en el cual hasta la música tiene una gran relevancia.

  3. Yo también pienso que hay pasajes (los oníricos) que perturban la dinámica, pero el resultado final me ha encantado. La interpretación de DiCaprio, quizás, no es la mejor de todas, pero igualmente creo que se lo merece. Sin contar la acumulación de veces que no la Academia ha hecho caso omiso a su talento.

  4. Toni Ruiz

    Muy de acuerdo con tu crítica, Javier Fernández López, que está en línea con la mía.
    Gran análisis y explicaciones claras y contundentes.

    Y a los que dicen que es que el cine de Iñárritu es contemplativo y de ritmo pausado… Sí que lo es, pero del malo. Una obra puede ser pausada y contemplativa y no por ello ser buena película. Yo he visto muuucho cine del que comentáis y ‘El renacido’ no tiene la profundidad ni el encanto de esas obras, ni de lejos, vaya.
    …Y claro que un crítico debe comparar lo que le gusta con lo que no. Las críticas tienen un componente fuerte de gusto subjetivo. Así de simple.

    Repito, gran crítica. Enhorabuena por ella.

Escribe un comentario