Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Depredador, la ley del más fuerte

Por Miguel Ávalos

Que razón tenía Mowgli en El Libro de la Selva. La ley de este territorio dice que sólo se puede matar para cazar o para evitar ser cazado. No obstante, también es cierto que al lado de esta ley, hay otra que también es santo y seña de la jungla. La ley del más fuerte. Sólo los más fuertes sobreviven y en este gran clásico de acción hay una verdadera demostración de ello.

Dutch (Arnold Schwarzenegger) es un miembro de las fuerzas armadas estadounidenses que ostenta el rango de Mayor y dirige uno de los mejores equipos de rescate que existen. Él y su escuadrón son llamados a Guatemala para rescatar a un Ministro del gobierno americano que ha sido secuestrado por la guerrilla. Quien les ha convocado ha sido Dillon (Carl Weathers), un antiguo compañero suyo que actualmente es agente de la CIA. Dutch, su escuadrón y el propio Dillon se adentran en la jungla para rescatar a los rehenes de la guerrilla, sin embargo, al llegar a la zona del secuestro, no sólo hallan el helicóptero donde se supone que iba el ministro, sino también a tres hombres colgados de un árbol y despellejados de arriba a abajo, descubriéndose que eran militares americanos y extrañándose Dutch de su presencia en la jungla. Dutch y los suyos ignoran que esto es sólo el principio de su padecimiento en una jungla que se convierte en el peor de los infiernos.

La primera vez que ves esta película te quedas sencillamente boquiabierto, soldados de élite con experiencia tan grande caen como moscas, uno por uno, estando completamente indefensos y además de forma tan bestia. No digamos nada si tenemos en cuenta la exhibición que se dan en el campamento de la guerrilla. Al principio te da la sensación de que es alguien con aparatos de tecnología propia de la CIA o de la NASA que forma parte de la guerrilla, incluso puede darte la impresión de ser alguien desequilibrado que perteneció a las fuerzas armadas de USA, fue expulsado y se venga de forma macabra. Sin embargo, en la escena donde coge al escorpión ya te da una pista clarísima de que algo sobrenatural esta acechando al grupo. A ello añadámosle el detalle de que, justo antes, graba y reproduce con su aparato el diálogo entre Mac (Bill Duke) y Dillon, cosa que resulta cuanto menos extraña.

Nada que ver con lo que sucede a partir de después. Se podría denominar perfectamente “la masacre de la jungla de Guatemala”, y eso que, a pesar de que ves a soldados expertos siendo emboscados y cazados como si de vulgares presas se traten, no sabes exactamente que es, pues su increíble dispositivo de camuflaje te mantiene en la incertidumbre. Así, durante un buen tramo hasta poco antes del clímax final, en donde por fin se le puede ver.

Tal vez, en ese momento, te viene a la mente la primera escena de todo el film, sin embargo, la estructura del mismo está tan bien hecha que hay muchas opciones de no reparar en ello.

depredador2

Así, con esta película, convertida a día de hoy en un mito de la acción, se nos presenta Depredador. Una criatura alienígena con un talento innato de guerrero, nada carente de honor a pesar de la barbaridad con la que luchan y se cargan a sus víctimas, coleccionista nada ortodoxo de trofeos y con una tecnología que sobrepasa lo imaginable para la Tierra. Alguien capaz de derrotar en combate a 9 de cada 10. Quienes logren vencerlos no estarán precisamente en las mejores condiciones para acudir a galas de etiqueta, esquiar o surfear. Sin mencionar que tal enfrentamiento les marcará de por vida. A pesar de que no se dice en ningún momento, me inclino a pensar que para Dutch significa la jubilación anticipada. Dudo que pueda tener un reto mayor.

En definitiva, un ser que se convierte de alguna manera en el gran protagonista de este clásico, que tiene un impactante e inmortal debut en la gran pantalla y que es mejor tenerlo de aliado. Puestos a pedir de guardaespaldas.

Gran trabajo de todo el equipo. De John McTiernan en la dirección, de Jim y John Thomas con el guión, de Alan Silvestri a cargo de la banda sonora, de Donald McAlpine en la fotografía y de Mark Helfrich y John F. Link en el montaje. En cuanto al reparto bien por todos y por la actriz Elpidia Carrillo. A destacar a Arnold Schwarzenegger, Carl Weathers y Kevin Peter Hall como el Predator.

CONCLUSIÓN

Qué tiempos aquellos en los que sorprender a la espectadora y al espectador era pan comido. Hoy en día supone un reto mayúsculo. Ojalá alguien lo logre, independientemente del género y argumento, sin embargo, es innegable que va a resultar complicado. Depredador ya no sólo es una joya por el hecho de presentar a una criatura demoledora, lo es por ser una película que logró semejante hazaña. Amén de ser una prueba de que el ser humano no tiene por qué ser el más fuerte en la jungla. La sigues viendo porque te cautivó en su momento y porque tratas de vivir aquella primera experiencia. Aunque sólo sea por eso y por ver un film con un gran guión, unas escenas de acción chulísimas, unos efectos tremebundos para la época y unas interpretaciones más que correctas, sigue mereciendo mucho la pena. Puede que haya una película de su mismo género que en el futuro nos impacte mucho, pero en cualquier caso siempre tendremos este producto audiovisual atemporal. Depredador.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Andrés Pons

    Gran clásico testosterónico de los 80. Atención al frikidato: ¿sabías que los Depredadores se llaman en realidad Yautjas?

  2. Miguel Ávalos

    Saludos Andrés, si, lo había leido, que se llaman así o que al menos Yautja significa también Depredador.

    ¡Muchas gracias por comentar!

    Un abrazo

  3. Javier Fernández López

    Siempre me sacó de contexto, incluso de niño, la escena en la que el Depredador dispara con su arma, da (si no recuerdo mal) en la espalda de Arnold y éste se queda como si nada. Y me sacó de contexto porque a los demás los mataba muy sencillamente. Vamos, puro cine ochentero de ciencia-ficción/acción.

    Un clásico sin duda, que como universo tuvo la suerte de unirse en el cross-over con la saga ‘Alien’ para así expandir el universo ‘Predator’. Y digo suerte porque la segunda entrega fue muy mala para mi gusto. Había escenas interesantes pero poco que decir.

    Saludos.

  4. Miguel Ávalos

    Hola Javier.

    Pues si que hay una escena en la que el Predator dispara su arma y mata a Poncho, Dutch intenta darle con su ametralladora sin éxito y el Predator vuelve a disparar. Dutch se libra de pura chamba porque el plasma da en plena ametralladora. Esa es la que yo recuerdo, se libra por poco el amigo xxxxdddd.

    En cuanto a Depredador 2, bueno entretener entretiene, pero no llega al nivel de este film, eso esta claro. Después esta Depredador 3 o Predators que por cierto no he visto entera. Cuenta con un gran reparto, pero mucha gente la puso por el lodo. La tendré que ver, pero la gran peli de estos alienígenas cachas es Depredador sin duda alguna.

    Muchas gracias por comentar y un saludo para ti.

Escribe un comentario