Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deliciosa comedia de los cincuenta

Por Enrique Fernández Lópiz

En El tigre de Chamberí el “tarta” y sus amigos son unos pobres jóvenes que se las arreglan hasta para colarse sin pagar en el fútbol, pues no tienen ni una peseta. Justamente, en un partido de futbol, en cuyas gradas está el campeón del mundo de boxeo y motivado por una pequeña discusión y casi sin querer, Miguel “El Tarta”, le atiza un golpe al afamado boxeador y lo deja grogui. Este acontecimiento, es aireado, lo que provoca un vuelco en la vida de Miguel. Ahora es admirado por su heroicidad y todos quieren sacar partido a su fuerza y a su potencial pugilístico. No sin esfuerzo, logran convencerlo para que se emplee y empiece a entrenar. Una vez persuadido “El tarta” buscan a un patrocinador que ponga dinero para la empresa. Así, el señor Román, junto al manager Peter Rodríguez, aprovechan al máximo el momento de fama de Miguel. Finalmente, éste saltará al ring con el nombre de “El Tigre de Chamberí”. Lo hace básicamente, empujado por el amor que siempre tuvo a Marisa, a la sazón hija de señor Román, con el objetivo de sorprenderla y encandilarla. En definitiva “El tigre”, un púgil de imposibles hechuras, prueba fortuna en el ingrato y difícil mundo de la estafa. Un relato costumbrista y picaresco, algo tan nuestro: ¡la picaresca!

Esta película tiene una dirección del siempre fiable almeriense, Pedro Luís Ramírez (Los Ladrones Somos Gente Honrada, 1956; El Gafe, 1959; Crimen para Recién Casados, 1960; o El Colegio de la Muerte, 1975, entre otras); dirección muy digna, profesional, dinámica y simpática al máximo.

eltigredechamberi2

El guión fue escrito por los prolíficos Vicente Escrivá y Vicente Coello, y es un remake de la película de Danny Kaye, El asombro de Brooklyn (1946), que a su vez era una versión de La vía láctea (1936) dirigida por Lao McCarey con Harold Lloyd de actor principal. Pero el contexto de la dictadura franquista, la ingenuidad del relato y las imposiciones leoninas de la censura impidieron que resultara una trama con mayores pretensiones. Música divertida de Federico Contreras y excelente fotografía en blanco y negro de Federico G. Larraya.

En cuanto al reparto, brillan esencialmente un José Luis Ozores excelente y un gran Tony Leblanc. Tras Recluta con niño (1955), Los ladrones somos gente honrada (1956), La Cenicienta y Ernesto y El gafe (1957), Ozores vuelve a ponerse a las órdenes de Pedro Luis Ramírez para, como dice Martínez, confeccionar un cálido retablo de simpatías y derrotas”. Además, la película cuenta con las interpretaciones muy loables de Hélène Rèmy, Antonio Garisa, José Marco Davo, Julia Cava Alba, Aníbal Vela, Miguel Ángel Rodríguez y Ramón Giner.

En este film, el peso de la calidad de los actores es un valor indiscutible. José Luís Ozores (1923-1968), prematuramente desaparecido, hermano de Antonio Ozores pero mucho mejor que aquel en todos los terrenos de la interpretación, encarna en la película a un pobre muchacho dominado por su madre, por su amigo, y que se dejará dominar también por el amor hacia Marisa; todo ello en aquellos grises y pobretones años cincuenta del pasado siglo. Y en cuanto a actores, no quiero olvidar a Antonio Garisa, siempre estupendo.

Miguel vive con empleos insustanciales y ridículos, como cuando se viste de latón para repartir publicidad por la calle. De manera que es una semblanza de aquella época en la que no se podía dejar escapar la oportunidad de triunfar y ganar un buen dinerito, pues las cosas andaban muy justas en aquellos entonces. Miguel se deja manipular en todo ese fraude del boxeo como si fuera un pelele, y observa como su popularidad le hace ser más atractivo para su amada Marisa.

En fin, esta parodia sobre el mundo del boxeo puede hacer las delicias de los aficionados al humor cincuentero español, y a los que admiramos tanto a un José Luís Ozores, que fue único en el género del drama y la comedia española, sin olvidar a Leblanc, otro crack. Una pequeña y entrañable joya de nuestro cine patrio. Te la recomiendo.

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=9Tb-CCZ70xg.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario