Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deficiente Costa-Gavras

Por Enrique Fernández Lópiz

La película Edén al oeste narra la Odisea de Elías, un joven emigrante de un país indeterminado que debe afrontar numerosos contratiempos para entrar ilegalmente en la Unión Europea. Después de múltiples historias llega por fin a París, su meta anhelada, aunque las cosas no son como las esperaba. Narra el film cómo Elías en su trayecto encuentra el mundo de los explotadores, pero también de la gente solidaria que se va encontrando, del desconcierto y el coraje del superviviente.

El tema de la inmigración a la Europa del bienestar, de los desposeídos, extracomunitarios o no, tiene ya una nutrida filmografía, y mucho me temo que no sea esta la mejor, aunque su intención es decorosa, no carga las tintas, y su momento de inspiración más notable coincide con el bloque inicial.

Constantin Costa-Gavras dirige bien este film, practicando cierto humor negro, humor difícil para el que no está muy dotado, y siguiendo en su periplo la el viaje del pobre inmigrante protagonista. Escribe el guión, un tanto justo, al lado de Jean-Claude Grumberg. De hecho, creo que el guión es ingenuo y que abusa de los estereotipos: la señora que busca amante en un hotel, el gordo chorizo en gran auto que le roba el dinero al pobre emigrante, los camioneros buenos, los mendigos ladronzuelos, la policía omnipresente (tanto que la historia se convierte en paranoia y uno llega a pensar: “si salgo a la calle la pasma me pedirá la documentación”), el racismo, la decadencia de occidente. Temas de interés pero con un libreto corto y un montaje que deja que desear. Bonita música de Armand Amar y fotografía excelente de Patrick Blossier.

edenaloeste2

El reparto es mediocre en su rol principal, con un Riccardo Scamarcio, el joven protagonista, cuya inexpresividad en ningún momento puede transmitir el drama que supuestamente vive. Esta insulsez de Scamarcio es un hándicap importante para el film, que hace que el personaje, como dice Weinrichter, no rebase la condición de emblema. Los personajes secundarios pintorescos tienen casi más peso que el protagonista. Actores y actrices como Ulrich Tukur, Juliane Köhler, Eric Caravaca, Jean-Chistophe Folly, Anny Duperey, Ieroklis Mihailidis, Annie Loulou, Dina Mihailidou, Constantinos Markoulakis, Antoine Monot, Florian Martens y Murali Perumal.

Costa-Gavras, miembro egregio y figura veterana de lo que Serge Daney llamaba la «ficción de izquierdas», no se ha lucido especialmente con esta película de corte social y político, como todas las que hace este director. Este film no está a la altura de Z, 1969; Estado de Sitio, 1973; o Missing, 1982. Gavras sigue intentando hacer su meritorio cine social, pero en este caso con peor fortuna que en otras ocasiones. Sin embargo, la producción y la puesta en escena andan sobradas de solvencia para hacer casi un espectáculo de esta triste aventura.

Yo, por ser un film de Costa-Gavras, un icono ya en la cinematografía contemporánea, y por abordar el candente tema de la inmigración que cada día azota nuestras costas y países en Europa recordándonos el estado de abandono e indigencia que se vive en zonas muy desfavorecidas, por todo eso, la recomiendo. Y como escribe Boyero: No está mal. Tampoco demasiado bien. Supongo que aspira a perpetuar la bendecida etiqueta del cine político.”

Puedes ver el tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=kldlFYClL_E.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario