Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Cut Bank

Por Alejandro Arranz

-Tiene innumerables problemas, empezando por una trama insostenible. No obstante, su potente reparto, el toque social y el humor negro la hacen más admisible.
-Shakman no es los Coen y eso se nota. Clichés, giros absurdos, diálogos innecesarios y una narración por momentos plúmbea.

El director de series Matt Shakman (Fargo, Revenge, Betty) debuta en la dirección de largometrajes con un thriller rural repleto de violencia y humor negro, que radiografía satíricamente a la sociedad de la llamada América profunda. En el guión encontramos a Roberto Patino (Sons of Anarchy), otro habitual de las series que se embarca en su primer trabajo para cine. También nos topamos con nombres más habituales del séptimo arte como el director de fotografía Ben Richardson (Bestias del Sur Salvaje) y un grande como James Newton Howard en la partitura musical. Sin embargo lo que más llama la atención a priori, es el increíble reparto. Liam Hemsworth (no vayáis a confundirle…) protagoniza el filme acompañado de unos secundarios de auténtico lujo, tales que: Teresa Palmer, Billy Bob Thornton, John Malkovich, Bruce Dern y Michael Stuhlbarg -entre otros-.

cutbank2

No es un secreto, me encanta el cine independiente que se hace en USA, y también me encantan los thrillers y dramas rurales. Así pues ésta era una cinta que no podía pasar por alto. Sin embargo estamos en un periodo de chascos y parece que no se dispone a finalizar todavía. No diré que no hay virtudes en esta película, pero palidecen en comparación con los muchos errores con los que se toparán los espectadores. El punto de partida directamente no es válido, su argumento está cogido con pinzas y se tambalea constantemente. Otro problema es que Shakman haya querido emular a los hermanos Coen (venía de dirigir la serie Fargo y quiso hacer su propia Sangre Fácil), los diálogos quieren ser chispeantes y agudos pero resultan la mayoría del tiempo sobreexplicativos y torpes. El tratamiento de la violencia y su juego con el humor negro funcionan algo mejor, aunque el primero flaquea debido a la narración y a un villano completamente absurdo que se desarrolla a duras penas con un correcto monólogo durante el último tercio. Por otro lado, el humor negro y macabro aparece en ciertos momentos de forma excelente, con alguna que otra situación-diálogo bien conseguida/o. También merece mención ese tono satírico con el que se retratan aspectos de la sociedad americana moderna a través -claro está- de los arquetípicos personajes que conviven en Cut Bank. Volviendo a hablar de la narración, la trama del filme avanza a través de clichés del género, algo que además de previsible hace a esta particularmente aburrida y falta de tensión, si a ello le sumamos un ritmo terriblemente apático, obtenemos todas las papeletas para que la gente abandone la sala. El guión es un desastre, tiene más agujeros que Bonny and Clyde y se empeña en rozar lo ridículo en demasiadas ocasiones, para colmo deja tramas de medio trabajar. Si ustedes me preguntan por los mayores aciertos de este thriller independiente, un servidor les responderá que son su reparto y su desenlace. En primer lugar este potente grupo de actores trabaja tan bien -incluso a medio fuego-que aumentan el filme en varios niveles. Por otro lado el desenlace es lo único que no sigue el manual al pie de la letra, sin ser lo nunca visto es una conclusión inteligente.
“Cut Bank” es un thriller rural que repite el esquema de tantos otros -y mejores- antes que él. Pero lo hace con falta de ritmo, un guión incoherente y poco trabajado, una realización torpe y demasiadas pretensiones. La fotografía está bien, la música también y en especial el fantástico elenco eleva de categoría esta propuesta, pero si fuera ustedes apostaría por otro estreno de la cartelera.

Alejandro Arranz

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario