Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Curso de 1999

Por Jon San José Beitia

Relato de ciencia ficción ubicado en el año 1999 donde las bandas se han convertido en un problema tan grave que algunas ciudades viven en la anarquía, sin control. En Seattle, profesores-robots se han introducido secretamente en las escuelas más conflictivas para controlar a los alumnos.

Curioso relato futurista plagado de interés, apoyado en un argumento atractivo que parte de una premisa llamativa y polémica. Un nuevo y sofisticado método de educación apoyado en robots inteligentes con los que controlar y dominar a los jóvenes rebeldes.

Una producción de los años 90 que no hacía presagiar un futuro nada halagüeño, presentando un comportamiento hostil y anárquico de los estudiantes, algo que no dista en exceso de lo que ocurre en la sociedad actual, pero que si se antoja excesivo. Esta es la base de partida para un relato que engancha desde un primer momento y donde se aprecian notablemente las tendencias del cine ochentero.

cursode1999_2

Mark L. Lester dirige un guion ideado por él mismo, en el que retorna a una temática ya visitada por el autor en una obra anterior, como fue Curso de 1984, donde volvía a incidir en la temática educativa. La película tiene un desarrollo sencillo y magnético, desenvolviendo de una forma dinámica todo un dilema, ofreciendo espacio para la acción y, en algunos momentos, el terror, logrando ofrecer un entretenimiento de primera, fácil de disfrutar.

Cuenta con unos efectos artesanales logrados y convincentes con los que consigue dar credibilidad a la base del relato, con los que logra ofrecer un atractivo añadido al relato, demostrando como en otra época se podían hacer realidad muchas cosas sin tanto empleo de efectos digitales. En el vestuario y el maquillaje se aprecian las tendencias de la moda y gran parte de la película tiene ese aroma a cine de los años 80, con su lado bueno y malo, pero, indiscutiblemente, encantador y magnético.

Las interpretaciones no son maravillosas, ni las líneas de dialogo son memorables, pero Curso de 1999 tiene algo especial que la convierte en un relato terrorífico al tiempo que encantador que sin duda hace las delicias de los seguidores de la ciencia ficción.

Curso de 1999 se convierte en una película totalmente recomendable y reivindicable que, sin duda, los grandes estudios deberán revisar en un futuro remake, ya que ofrece numerosas posibilidades de mejora.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario