Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Cuando los zombies se hacen la guerra…

Por Víctor Lozano

CUANDO LOS ZOMBIES SE HACEN LA GUERRA, SON LOS ZOMBIES LOS QUE MUEREN

Por fin llegó a nuestras pantallas Guerra Mundial Z, la película protagonizada por Brad Pitt que trata sobre una pandemia de zombies a escala mundial basada en una novela casi inadaptable de Max Brooks, hijo de Mel Brooks y autor también del conocido libro Zombi – Guía de supervivencia, pero como no me he leído el libro no estoy seguro si la han adaptado bien o mal. A decir verdad ésta es la segunda película de muertos vivientes que voy a ver al cine, ya que mi primera experiencia fue con Soy leyenda protagonizada por Will Smith hace 6 años. Para empezar, la trama es bastante razonable, en un día normal como otro cualquiera la vida de un investigador de la ONU (Pitt) y su familia cambian radicalmente al ser testigo de la invasión de una enorme horda de zombies superveloces que luchan por conseguir alimento humano para “salir adelante”, algo atípico. Si hay algo que siempre me he dado cuenta en todas las producciones cinematográficas del género acción o ciencia ficción que tengan como detalle esencial el apocalipsis, catástrofes, aliens zombies destruyendo todo a su paso; siempre tienen como secuencia inicial un abundante estereotipo como el de una mañana rutinaria protagonizada por una familia feliz americana o en algunas casos otra disfuncional como la pasable Guerra de los mundos de Spielberg o la decepcionante 2012 de Emmerich.

guerramundialz2

No nos desviemos del tema, volvamos a la película, Guerra Mundial Z, puede parecer una cinta más del montón por parecer un combinado entre 28 días despuésContagio y la ya susodicha Soy leyenda; pero cumple con su objetivo, no aburrir y entretener al público que no sea propenso a este género durante dos buenas horas, tengo que advertir a los fans de George A. Romero que no la vean porque no hay zombies haciendo atrocidades goreMarc Forster solo tenía la intención en mostrarnos thriller por ser una película contrarreloj para frenar una pandemia no para una versión fílmica de The Walking Dead. La primera mitad era sencilla porque al igual que el trailer hace que el espectador se adentre en la principal rama del argumento y lo que hay que hacer para solucionarlo; en cuanto la segunda mitad no puedo decir lo mismo porque el final de la película era demasiado previsible como en otras películas de Zetas. La banda sonora de Marco Beltrami es sublime e ideal para el montaje dinámico y apabullante, sobre todo, el tema Isolated System de Muse, creado exclusivamente para esto, que encaja a la perfección acompañado del Follow Me instrumental. En conclusión, lo mejor de Guerra Mundial Z son las increíbles escenas de los zombies atacando en grandes masas que llegan formar tapones solo para consumo humano, la BSO seguida de los temas de Muse y la gran tensión narrativa para conseguir lo que se quiere para acabar con la invasión; y lo peor son algunos giros del guión que dan lugar a escenas confusas, la insustancial actuación de Brad Pitt como la única esperanza de salvar a la humanidad, pero a la vez el gran héroe americano y el final soso que se avecinaba.

Guerra Mundial Z también es conocido por ser uno de los proyectos complicados en los se ha embarcado Pitt como productor debido a sus numerosos cambios de guión y problemas a la hora de empezar el rodaje. Este año también ha subido su popularidad como nuevo actor de medio siglo cumplido al estar metido en un proyecto fantástico que no le pega nada, pero aún así se expone a todos los peligros que le manden y Forster también apuesta todo su dinero al mejor caballo. El resultado, un nuevo blockbuster veraniego en lo que llevamos de 2013 con el único propósito de entretener pero sin aportar nada nuevo.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario