Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Cuando llama un extraño

Por Jon San José Beitia

Película de suspense, irregular y sobrevalorada que presenta tres actos bien diferenciados:

El primer acto constituye lo que posiblemente sea lo mejor de toda la película, el acoso que sufre la canguro de unos niños, cuando recibe llamadas telefónicas de un extraño mientras está a cargo de los niños. Recoge unos instantes de verdadero suspense, tensión y angustia, vividos por la protagonista, gracias a un manejo inteligente de los pocos elementos con los que cuenta. La forma en la que juega con las llamadas telefónicas, los silencios reflejando la angustia y temores de la protagonista, los enfoques al teléfono convirtiéndolo en un objeto perturbador y molesto captando la total atención del espectador. El responsable de la película demuestra que, en ocasiones, poco es más, y consigue ofrecer una secuencia notable de suspense.

Tras la situación tensa y angustiosa vivida, inicialmente, la película desconecta y se adentra en lo que podríamos denominar, el segundo acto, un periodo de transición parsimonioso dedicado a la búsqueda del psicópata fugado, donde todo se presenta y se desarrolla de una forma excesivamente obvia y carente de interés. Esta sección de la película se antoja forzada e innecesaria, en apariencia, con la única función de alargar el metraje de la historia, sin aportar datos o situaciones relevantes.

cuandollamaunextrano2

Tras el paseo por el segundo acto, siguiendo las andanzas del detective, la película vuelve a conectar con lo presentado inicialmente ofreciendo, de nuevo, momentos de tensión bien construidos. En todo el proceso descrito, sorprende la capacidad por parte del psicópata para adentrarse en casa ajena, pero supongo que no se le puede exigir mucho a una producción de estas características.

En términos generales, es una correcta película de suspense con ligeros toques de cine policiaco que no llega a encontrar un argumento sólido y bien unido que llegue a mantener el interés por el desarrollo de los hechos que presenta. Lo mejor, sin duda, como ya se ha dicho anteriormente, la secuencia inicial, la que hubiera sido perfecta para un cortometraje. El resto es paja.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario