Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Chappie, el mayor transhumanista

Por Javier Fernández López

El director de la magnífica y sorprendente District 9, que también tiene a sus espaldas la irregular Elysium, firma una película sumamente particular, un híbrido entre Cortocircuito y Robocop que bien podría convertirse en una nueva franquicia. Neill Blomkamp es el director de Chappie, una cinta de ciencia-ficción que, pese a moverse en ocasiones por terrenos demasiados comerciales (la sombra de Sony es muy larga en la película), tiene la virtud de ser un producto con personalidad propia, pese a lo dicho anteriormente.

Lo que en principio parecía el típico relato sobre Inteligencia Artificial, se transforma en una hipótesis acerca de la naturaleza de la mente y cómo podría pasar el ser humano a un estado diferente al que conocemos. Esto, no obstante, da la sensación que lo hace sin querer, no parece que en Chappie sean conscientes los personajes de lo que están haciendo. No es un error, simplemente la película tiene unas pretensiones distintas a las premisas de su propio guión, por lo que pudiendo llegar a una conclusión muy ambiciosa, se queda en un terreno más cómodo, lo cual es un acierto. Ni siquiera se menciona que estén realizando experimentos transhumanistas en la película, el transhumanismo más puro, el de SPOILER transferir la conciencia humana a una máquina FIN DE SPOILER.

chappiecar

Sobre el resto, estamos ante una cinta de acción bien hecha, con momentos cómicos y una fotografía sucia, muy del estilo de Blomkamp, aunque esta vez queda igual de bien que en District 9, al contrario de lo que sucedió en Elysium, que no congeniaba igual la fotografía con la historia. El problema quizás sea un reparto mal situado, con actores de gran calibre como Hugh Jackman o Sigourney Weaver desaprovechados. Pero es curioso que importe poco, porque la atención se centra sobre todo en Chappie y en su familia, aportando al film encanto, algo de agradecer en los tiempos que corren. Esto se debe además a la gran aportación de Hans Zimmer con su banda sonora y de las canciones introducidas en la cinta.

¿Es Chappie una buena película? Sí, lo es. En cierto modo, es un producto que, siendo una mezcla de otras películas, se presenta como algo fresco. Si harán secuelas o no depende ya del interés de los responsables, pues la taquilla no ha ayudado mucho a la película. Pero no cabe duda de que sería una franquicia muy divertida para los tiempos que corren.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario