Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Casi humanos

Por Jon San José Beitia

Producto de terror, mediocre y barato, realizado con pocos medios en una clara demostración de cine de bajo presupuesto que apuesta por intentar ofrecer un producto interesante de terror, pero que no logra aportar nada nuevo y, encima, lo hace con las técnicas habituales del cine de antaño, algo digno de mención, pero que no logra potenciar la calidad de la película.

Desde un primer momento, deja claro la baja calidad del conjunto de la película, con una imagen descuidada y un manejo de la cámara nervioso que llega a marear, acompañado por una historia presentada en numerosas ocasiones, sin aportar nada nuevo al género de terror. Se aprecian ciertos homenajes al cine de terror y ciencia ficción de los sesenta, con un tratamiento de las maquetas y el maquillaje próximo al cine de Cronenberg, con guiños a películas como Alien, El resplandor, Alguien mueve los hilos y un largo etcétera de productos del género, pero que a día de hoy, se antoja desfasado y sin aportar nada verdaderamente reseñable.

casihumanos2

Las interpretaciones de todo el reparto resultan mediocres y lamentables, haciendo que en muchos momentos, lo que deberían generar terror en el espectador se convierte en algo cómico y vergonzoso, lo que hace pensar que algo no funciona como debería. Mención especial merecen los gritos de los personajes que han sido poseídos, abriendo la boca como si estuvieran en el dentista y generando un ruido reiterativo y molesto.

El trabajo de los maquilladores es muy pobre y no resulta convincente, del mismo modo que la ambientación y el tratamiento de la imagen, junto con la fotografía, tiene el aspecto de un producto descuidado, realizado de mala gana y sin verdadero entusiasmo.

La forma de presentar el relato resulta totalmente previsible y prescindible, no hace falta ser vidente para saber lo que va a ocurrir en la siguiente escena, llegando a resultar pesada, monótona y aburrida. Lo único que hace que el espectador no se duerma durante su corta duración, son los ya mencionados gritos de los personajes, de no ser así, sería un producto estupendo como somnífero.

Lo mejor que puedo hacer al terminar la crítica de la película, si es que se puede llegar a denominar de esta manera, haciendo honor a su título, podríamos decir que es “Casi una película”, por suerte no es de larga duración, si no hubiera sido totalmente insoportable.

No perdáis el tiempo con ella, lo mejor que se puede hacer es salir a dar una vuelta o cualquier otra actividad, como quedarse mirando fijamente pasar el tren o algo similar. Como entretenimiento o cine de terror, deja mucho que desear.

Jon san José Beitia

Escribe un comentario