Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Captain Fantastic

Por Alejandro Arranz

-Una película con espíritu enérgico y moderadamente subversivo, buenas ideas y un gran corazón. Viggo Mortensen no podría estar mejor.
-Extraordinaria tragicomedia con moraleja, puede que finalmente sea más mansa de lo debido, pero también es preciosa de principio a fin.

Cuando el actor Matt Ross debutó en la dirección de largometrajes, lo hizo con 28 Hotel Rooms, un drama romántico que probablemente ninguno de los lectores o escritores de este articulo conozcan. Pero su segunda película seguro que sí la conocéis y os ha llamado la atención. Porque promete regalarnos una de las familias más divertidas y extrañas del panorama cinematográfico al mismo tiempo que busca alegrarnos ahora que el verano toca a su fin y entra el otoño en nuestras vidas. El director también escribe el guión de la propuesta, y para darle vida a esas palabras, consigue un reparto de altura. Viggo Mortensen interpreta a Ben, progenitor, líder de la familia y protagonista mayoritario de la propuesta, seguido por un increíble elenco de secundarios: Missi Pyle, Kathryn Hahn, George MacKay, Steve Zahn, Hannah Horton, Trin Miller y Frank Langella -entre otros-. Ahora sin alargarme demasiado, paso directamente a hablaros de una de las apuestas más atractivas de la temporada otoñal y de lo que llevamos de año.

captain-fantastic-2

Todo comienza con una escena inicial de lo más inesperada, que supone toda una declaración por parte de la película al mismo tiempo que define el modo de vida de esa familia y los valores sobre los que está enraizada. Además, da cuenta de la seriedad de ese modo que nos presenta, por encima de que la comedia sea protagonista de la cinta. Aunque Ross le da a su película la energía de una comedia ligera, la verdad es que trata con variedad temas complejos a través de un excelente tono tragicómico. El guionista y director no rechaza nunca la riqueza de los puntos de vista de sus personajes en relación a la visión del mundo (político, económico, social, etc), la experimentación de la vida frente a la preparación para vivirla y sobrevivirla, los elementos y pruebas que valoran la madurez, los temas tabúes, el cinismo, la perdida, etc. Así es como una “road movie” tan alocada, excéntrica, divertida y amable; confluye con una representación interna del mundo, los estándares sociales, los radicalismos, la soledad, la infancia y la familia; que surge de esa lucha entre el viaje hacia la naturaleza, retrato de la pureza del ser humano en vivencia continua y plena -con ella- a raíz de lo escrito y practicado por diversidad de filosofías y movimientos culturales (y contraculturales); frente a una sociedad moderna (en especial americana) corrupta, falsa, acartonada, gorda, políticamente correcta y tan arraigada como absorbida por la tecnología. No demasiado lejos queda el escenario de este Captain Fantastic, de lo que planteaba Golding en El señor de las moscas, Paul Theroux en La costa de los mosquitos o Shyamalan en su infravalorada The Village. Aunque sin duda el objetivo, las reflexiones y la resolución; cambian. Acercándose más a una mezcla entre Into the Wild y Little Miss Sunshine. Aquí el juego de contrastes varía entre con la comedia satírica y algunos instantes de punzante diatriba ligera, para acabar señalando el fracaso de las posturas radicales, destinadas a aplastar las virtudes de cualquier planteamiento llevado a la práctica. Esta reflexión llega en el momento en el cual Ben, debe pensar seriamente si su modo de vida único, bello y puro; podría ser perjudicial para sus hijos como lo fue para su mujer. Y la verdad es que la película es enteramente de Mortensen, que construye un personaje complejo y fascinante que cambia conforme avanza la película. Ben puede ser estricto, vehemente y arrogante; pero también divertido y amoroso. El actor está impresionante, pero sin la necesidad de grandes gestos o acciones, su maravillosa sutileza es capaz de todo, y más.

Matt Ross me hace pensar, reír y sentir en el cine. Me alucina su reparto de jóvenes llenos de talento, la sencillez de su dirección me cuadra perfectamente con lo que cuenta el hábil y tierno guión. Dejo pasar las torpezas del tramo medio, porque me han cautivado los personajes y la forma de enfrentar algunos temas relevantes con una valentía encantadora. Viggo Mortensen está de premio como en todos y cada uno de sus papeles, y Captain Fantastic es una película maravillosa.

Alejandro Arranz

Comentarios

  1. Enrique Fernández Lópiz

    Vaya, interesante crítica la tuya, te felicito. Esto ha hecho que me decante esta tarde por esta película y no por otras. Ya escribiré, tras verla, mis comentarios. Saludos!!

    • Alejandro Garmendia

      Aun te esperamos..! jeje

  2. Alejandro Arranz

    Gracias Enrique.
    Espero leer tus comentarios, y espero que te guste la película tanto como a mí.
    Un saludo.

Escribe un comentario