Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Buen drama pero tendencioso

Por Enrique Fernández Lópiz

Inch’allah se trata de una película canadiense con una buena dirección de Anaïs Barbeau-Lavalette, excelente guión de la propia Barbeau-Lavalette, gran fotografía de Philippe Lavalette, música ad hoc de Lévon Minassian e interpretaciones correctas, principalmente de las protagonistas: Evelyne Brochu, Sabrina Ouazani y Sivan Levy.

En la película se narra la historia de una mujer médico canadiense, que vive del lado hebreo y cada día pasa al lado palestino para ejercer su labor de ginecóloga. Entre sus amigos hay tanto personas palestinas como una muchacha israelí que vigila el paso fronterizo en su período de servicio militar obligatorio. Retrata, así, los dos mundos, el palestino y el judío.

La cámara nerviosa, inquieta, sigue a los personajes, a veces en primerísimos planos, como para que nos interioricemos de sus emociones y del tenso clima que los rodea. El film toca el conflicto palestino-israelí, un tema muy complejo y por supuesto candente. Y el relato toma claramente partido por los más desfavorecidos, que son los palestinos evidentemente. Como dice Ceballos: “´Inch’Allah´ supone su inmersión en el corazón de las tinieblas: un drama desgarrado, implacable, sin zonas de seguridad ni interludios reconfortantes”.

inchallah2

La película recoge con claridad cuasi documental, cómo los palestinos viven una situación de extrema exclusión y absoluta indigencia, recluidos dentro de una franja amurallada donde no hay nada salvo los vertederos de basura para sobrevivir. A cambio, en la parte judía, en Tel Avid, hay una vida pujante, a la occidental, con automóviles, tiendas, cafeterías, discotecas, y toda suerte de servicios y distracciones.

Sin embargo, a mí me parece que la trama es tendenciosa y maniquea. Y es que, para analizar este conflicto que ya parece eterno, no basta con tomar partido por uno u otro sino dejar sentadas cuatro cosas a mi modo de ver. La primera, las raíces históricas que han hecho que los palestinos estén donde están. En segundo término, cuál ha sido la catadura moral y la escasa inteligencia de su dirigente histórico, el ya fallecido Yasir Arafat. Y en tercer lugar, que esta confrontación lo es no entre pueblos, sino entre una cultura islámica patriarcal y una cultura moderna occidentalizada y democrática; y no quiero olvidar cuan expeditivos son los hebreos y su Ley del Talión: ojo por ojo y diente por diente. Por lo tanto, el desenlace final del film parece más bien una provocación que un intento de diálogo entre las partes. Y es que, como le dice la amiga hebrea a la Doctora: Esta mierda es nuestra mierda y tú no tienes por qué meterte en ella.

Lo que ocurre y por esto digo lo que digo, es que en la película, la médico se ve involucrada en un atentado palestino en territorio judío, al pasar la frontera palestino-israelí con una mochila explosiva que luego habrá de servir para el acto terrorista, aprovechándose de su amistad con la amiga judía soldado. Y a mí me parece inadmisible y de todo punto reprobable que desde occidente se haga esta especie de justificación e incluso apología del terrorismo.

En 2013 obtuvo entre premios y nominaciones: Festival de Berlín: 2 premios, incluyendo el FIPRESCI (sección “Panorama”). Premios Genie: 5 nominaciones, incluyendo mejor película.

Se trata de una película que nos presenta la cruda e implacable realidad social y política de la zona, y a pesar de ser un film algo tendencioso como ya he apuntado, no hay que quitarle el gran interés social y humano que tiene. Aunque el film no sea particularmente creativo, tiene una gran fuerza en la mirada y los gestos de la protagonista. Y realmente es un drama desgarrador e implacable que tenemos que observar de la manera más objetiva posible, si es que eso es factible.

En fin, una película recomendable pero con cierta carga de antisemitismo gratuita.

Tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=51dixEewdSo.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario