Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bravo por Annette Bening (y su conciencia)

Por Alberto Gonzalo

Otra de las grandes películas de 2003, una película inolvidable, sobre todo por el papel y la actuación de Annette Bening. No pudo ganar el óscar (que merece) porque ese año lo que hizo Hilary Swank en Million Dollar Baby era insuperable pero nunca se me olvidará esta actuación dentro de la película Conociendo a Julia (Being Julia). De hecho, creo que es más que una gran actriz a la que no se le considera en su justa medida ya que merece más. Además, ha sabido envejecer muy bien, asumiendo y aceptando el paso del tiempo. Ya brilló en American Beauty pero en Conociendo a Julia esta inconmensurable, ella es la película que está basada en la obra Teatro del escritor británico W. Somerset Maugham.

Conociendo a Julia otorgó a Annette Bening un Globo de Oro. Annette Bening es una actriz que pasa un momento delicado, ha protagonizado grandes obras de teatro en el pasado pero el tiempo apremia y ella ya no es lo que era, está ante una nueva oportunidad y tiene un nuevo reto y  una nueva función pero su inquebrantable confianza empieza a decaer.

conociendoajulia2

La protagonista tiene un alter ego que es su conciencia, un antiguo profesor que le guía por la vida, le da consejos y le ayuda, es una artista en toda regla, el antiguo profesor ya fallecido que le enseñó a ser grande aparece cuando menos se lo espera para aconsejarle o darle alguna reprimenda.

Ella necesita a su guía espiritual que la motiva pero aún necesita más volver a ser lo que era, volver a ser esa artista que deslumbraba allá por donde pasaba. Me sorprendió y también que fuera una película con nacionalidad canadiense. Annette Bening y su conciencia brillan, y el desenlace también es brillante. Por otra parte, los demás personajes no me convencen, por ejemplo Jeremy Irons y el actor juvenil no me gustaron nada. ¡Bravo por Annette Bening! (y su conciencia). 7 sobre 10.

Muchos saludos.

Escribe un comentario