Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Bienvenidos al fin del mundo. El flipao y las 12 pruebas

Por Miguel Ávalos

Al igual que Estados Unidos, Inglaterra también entiende de absolutamente todo. Peliculones y despropósitos. En este caso hay que hacer referencia al último de los dos apartados, debido a la película de producción británica Bienvenidos al fin del mundo. Una cinta que por su título puede tener un doble juego, ya que cuando oyes por primera vez el nombre puede sonarte a trama apocalíptica, cuando el film da comienzo te olvidas de ello y finalmente se te desvela en que consiste el verdadero meollo.

En uno de mis anteriores artículos ya os hablé sobre Juerga hasta el fin, la homóloga americana de esta producción. Prima hermana podríamos decir, con la diferencia de que es más salida que la película que ocupa el artículo presente. En Juerga hasta el fin la condición de salido recaía en varios de sus miembros. Cierto es que hay un orden de mayor a menor, sin embargo si se ven las dos películas y se comparan se podrá apreciar que es cierto. En esta ocasión el protagonista es bastante más salido que el resto, por no decir que la diferencia es directamente abismal. Todo lo demás es lo mismo, cachondeo, juerga, frases absurdas, el grupo de colegas y la chica por quien más de uno suspira. Solo que aquí es más que un cameo y coge cierto protagonismo.

Gary King (Simon Pegg) fue el mayor juerguista de su promoción en Newton Haven. Sus mosqueteros eran Andy Knightley (Nick Frost), Steven Prince (Pady Considine), Oliver Chamberlain (Martin Freeman) y Peter Page (Eddie Marsan). Al acabar el instituto se marcaron el reto de recorrer la ruta conocida como “La Milla Dorada” O lo que es lo mismo, un total de 12 Pubs en donde debían beber un gran vaso de cerveza cada uno. Dicho intento terminó en fracaso y el grupó se dividió. 20 años después Gary se encuentra en una terapia de grupo narrando los hechos y algo le hace click en la cabeza. Esta decidido. Gary reune a sus viejos colegas para lograr completar lo que en el pasado no pudo ser: La Milla Dorada.

bienvenidosalfindelmundo2

Al principio cuando empiezas a verla, parece la típica película de amigos de la infancia que tienen una segunda oportunidad debido a una ocurrencia absurda del más carismático del grupo. Puede parecer así, aunque estás en alerta porque eso de pasar por 12 Pubs, de alguna manera te indica que hay algo escondido que más pronto o más tarde se acabará revelando. De todas formas si que da esa primera impresión, reparando en la circunstancia de que acaba siendo un pelin superficial debido al auténtico meollo. Es una verdad como un templo que tiene todos los ingredientes cómicos y ni si quiera lo que ocurre a mitad de película cambia eso. Sin embargo se añade algo de trama y conspiración.

Caso aparte merece Simon Pegg en este film. Su personaje es sin duda el más tarado del grupo y quien acapara practicamente toda la atención. Primero porque cada frase que suelta es más basta que la anterior, segundo porque aunque echa de menos a sus colegas los reune de mala manera, tercero porque logra que durante buena parte de la cinta el espectador preste atención a cada vez que bebe cerveza en plan “Ya le va quedando menos” A mi personalmente me entran ganas de que se beba las 12. Por último y para rematar nos queda la forma en la que salva la situación. No podría haber sido de otro modo, es decir el del flipao. Aunque no se puede negar que, en el fondo, filosóficamente es él quien tiene la razón y no “El otro”

Obsérvese no obstante que en algunas escenas se nos lanza el mensaje subliminal de la intolerancia, procedente de aquellas personas que no ven más allá de sus narices y que aborrecen algo por ser diferente en ciertos aspectos. Se nos recuerda que no somos clones, pero tenemos cosas en común fundamentales y quienes son intolerantes no las ven o no las quieren ver.

Haber puesto a Simon Pegg por las nubes y justamente, no quiere decir para nada que se deba desmerecer al resto del reparto, compuesto por cuatro actores más y una actriz bastante conocidos/conocida en el panorama interpretativo audiovisual y que desde luego también cumplen genial con sus cometidos. Unos Nick Frost, Pady Considine, Martin Freeman y Eddie Marsan cuyos personajes se van contagiando poco a poco del espíritu juerguista de su tarado amigo, ya sea por el hecho de saber que no tiene remedio o porque a su manera van sacando del letargo ese espíritu juvenil que toda persona alegre quiere conservar. Por último una Rosamund Pike que va ganando protagonismo a medida que avanza la película y que también se ve metida en el centro del agujero de forma brusca. En definitva unas interpretaciones que van acorde con el argumento y que te hacen seguirlo con interes.

La banda sonora está en sintonía con la trama. Buen trabajo de Steven Price. Edward Wright seguro que se lo debió pasar tan genial dirigiendo como su reparto actuando. No digamos nada cuando él y Simon Pegg escribieron el guión. En cuanto a cameos hay tres estelares. David Bradley, Pierce Brosnan y Bill Nighy prestando su voz.

CONCLUSIÓN

Bienvenidos al fin del mundo es un despropósito. Un despropósito en el buen sentido. Por eso merece la pena verla porque no engaña a nadie. Desde el principio sabe a lo que va y esta clase de películas son con las que se disfruta, precisamente porque se asume desde un principio que su intención es que pases un rato divertido y entretenido. Lo logra. Principalmente por su más que cachondo protagonista que de alguna manera es un fiel reflejo de una de las características que el ser humano no debe perder jamás “Pasárselo bien” Ahí radica la nota positiva y a la vez sensata de este personaje, cuyos aspectos restantes son de nota, pero en cuanto a desastre. La faena es rematada por unos personajes que teniendo precisamente orden y disciplina en sus vidas, han perdido lo otro y tendrán la opción de recuperarlo. Bienvenidos al fin del mundo, una inocentada cuya diferencia con la mayor parte de sus hermanas, es que nos viene de mucho más cerca que Hollywood. Para todo lo demás ya sabéis, buena compañía, comida, bebida y ¡A disfrutar!

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Enrique Fdez. Lópiz

    En cuanto pueda veo la peli, enhorabuena por tus sagaces observaciones. ¡Adelante, siempre adeante con el cine! Felicitaciones de nuevo!! Enrique

  2. Miguel Ávalos

    Muchas gracias Enrique. Con esta peli pasarás un rato divertido, tanto si la ves a solas como en compañía de alguien. Ya me comentarás que te ha parecido. Lo mejor el prota sin duda.
    Muchas gracias de nuevo y un abrazo.

Escribe un comentario