Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Banks y Higgins: Aún más alto

Por Javier Fernández López

Comenzaré este texto admitiendo que soy un gran defensor de la cinta original y esperaba esta secuela con mucha ilusión, tanto que fui al cine a verla, asumiendo el duro coste de la entrada del cine. Llegaba una nueva aventura para las Barden Bellas, una cinta sobre la música a capella aún más sensacional que la primera, pero con el mismo error que evitó que la original consiguiese la valoración de sobresaliente que se merece. Uno no puede evitar la comparativa con otra cinta de hace años, A por todas.

Son productos dirigidos a un público adolescente que se centran en un mundo específico, a saber: bailes y música. Cada uno en su terreno, pero con elementos similares. Sin embargo, mientras que Dando la nota y su secuela son mejores películas que A por todas en conjunto, no se arriesga en ningún momento en su argumento, como sí lo hizo la cinta protagonizada por Kirsten Dunst. Me refiero, por supuesto, al final, pues en ambas entregas, y no lo considero un spoiler, todo termina siempre bien para las Bellas, cuando lo irónico es que la saga está encaminada a ser una trilogía, por lo que una segunda parte con un “chasco” habría aportado muchísimo más profundidad al conjunto en sí. Es más chistoso, además, que el grupo rival de las protagonistas en la película sean mejores en todo momento a ellas y estas acaben ganando igualmente, porque incluso en el final se muestran mejores, sólo que las Bellas juegan con un componente emocional que, por desgracia, no termina de comprenderse debido a lo precipitado del asunto.

dandolanotaaunmasalto2

¿Es una mala película? No, es un musical adolescente de primer nivel, una comedia teen de primer orden y una genialidad, pero tiene esos errores que la alejan de la excelencia humorística y de ser un entretenimiento redondo. ¿Qué hace que Danto la nota: Aún más alto sea una de las cintas del año? Algo tan sencillo como un dúo de locutores sensacionales. Elizabeth Banks, que además es la directora de la cinta, y John Michael Higgins son los que elevan el humor a tal nivel que uno no termina de creerse que pueda haber tantos comentarios tan políticamente incorrectos en una película actual. No tienen piedad con nada ni con nadie, no temen bromear como temas sensibles, raciales o de género. Por lo que, en ese aspecto nos encontramos ante un producto valiente y atrevido.

¿Qué más podemos comentar de esta película? Quizá la “excesiva” promoción del tema de Jessie J, flashlight, que empaña en algunos momentos las situaciones que ocurren, casi metido con calzador, al contrario que sucedía en otros films como Bar Coyote, también usado para promocionar temas musicales, pero al menos estaba algo más justificado y mejor introducido en el metraje final.

¿Conclusión? Danto la nota: Aún más alto es una cinta que no me aburre, aunque tiene un gran margen de mejora, lo cual se puede ver desde lo positivo, y es que con una tercera entrega en el horizonte, espero que las Bellas y nuestros locutores nos sigan dando grandes momentos de diversión y risas. Un producto notable y recomendable.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario