Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Arsénico por compasión

Por Miguel Ávalos

Cuando el día más feliz de tu vida se convierte en tu peor pesadilla”

En el año 1941 “un tal Frank Capra” se rodeó de un excelente equipo técnico y de un maravilloso equipo artístico y entre todos/todas se disfrazaron de magos y magas para dar vida a la que, desde ese mismo año hasta este 2013, se considera mejor comedia de humor negro en la historia del Séptimo Arte: Arsénico por compasión.

Basada en la gran obra de Teatro de Josseph Kesselring titulada Cadáveres en nuestra bodega escrita en 1939, rodada en 1941 y estrenada en 1944 después de que la obra de teatro finalizara su temporada en Broadway, Arsénico por compasión se convirtió en una joya cinematográfica que ha perdurado desde su estreno hasta nuestros días, habiéndose ganado la inmortalidad. Su exquisito mejunje de comedia y suspense hacen que desde el principio hasta el final te dejes llevar a través de una increíble historia que, según como se mire, puede resultar tan tronchante como aterradora, pues no en vano te muestra abiertamente como un día tan señalado en la vida del protagonista, que debería ser motivo de gozo, puede convertirse en el peor momento de la misma, además de mostrar que incluso de ese horroroso momento se puede salir ileso aunque tenga que depender del llamado factor suerte. Sea como sea, Arsénico por compasión no deja indiferente a nadie, ya sea por su excelente guión (Julius J. Epstein), por su maravillosa dirección (Frank Capra) o por esos impresionantes actores y esas impresionantes actrices que también se han ganado a pulso la inmortalidad en la pantalla, pues gracias a ellos/ellas la película transmite lo señalado en el primer párrafo: Magia.

arsenico_por_compasion2

Sin embargo, si hay algo que debe ir por delante de cualquier otro aspecto en Arsénico por compasión, pues es algo tan sencillo como maravillosamente rocambolesco, es sin lugar a dudas su argumento:

Mortimer Brewster (Cary Grant) es un joven escritor y crítico teatral a quien la vida le sonríe por completo: Tiene una alta reputación en su trabajo, sus dos tías Abby y Martha Brewster (Josephine Hull y Jean Adair) son las dos personas más queridas y apreciadas del barrio de Brooklyn donde residen, ha resuelto el único problema aparente en su vida y es que su hermano Teddy Breaster (John Alexander) está tan chalado que se cree el presidente Roosevelt y no para de escandalizar al barrio todas las noches tocando una trompeta, pero Mortimer lo ha dispuesto todo para que ingrese en el Sanatorio Happy Day cuando sus tías ya no estén. Mortimer se ha burlado del amor y el matrimonio en todos sus libros, pero ya se sabe, al dios de las alas y el arco de flechas no le gana nadie y cuando apunta y dispara tan sólo acierta: Mortimer conoce a Elaine Harper (Priscilla Lane) la hija del Reverendo de la iglesia de sus tías (Grant Mitchell), ambos se enamoran perdidamente y deciden casarse. Acto seguido Mortimer acude a casa de sus tías para contarles la buena noticia. Sin embargo, el que tenía que haber sido el día más feliz en la vida del joven escritor se convierte en su peor pesadilla, un auténtico infierno. Mortimer descubre que sus tías son un par de locas que se dedican a aliviar las penas de los ancianos solitarios a base de arsénico, amén de averiguar por boca de las mismas que no son precisamente inexpertas en la materia y que utilizan el sótano de la casa como mausoleo particular. Por si todo esto fuese poco, el hermano mayor de Mortimer, Jonathan Brewster (Raymond Massey) un asesino psicópata buscado en todo el mundo, vuelve a la casa tras 20 años de ausencia convertido en Boris Karloff, acompañado de su cómplice el Doctor Einstein (Peter Lorre) y por otro compañero “muy silencioso” tratando de buscar refugio y de paso acabar lo que nunca pudo hacer cuando era niño: Eliminar a su hermano. Mortimer deberá solucionar en una sola noche la cruzada particular en la que se ha visto envuelto y de paso poder conservar al amor de su vida.

Arsénico por compasión posee absolutamente todos los ingredientes para ser lo que es, ¡una obra maestra! Lo tiene todo: El joven protagonista que disfruta de su paraíso y que ve como en una sola noche el mundo se le cae encima, la joven enamorada con estrellitas en los ojos ajena a todo lo que está ocurriendo, las dos ancianitas que reflejan de la manera más tierna e irónica el rostro bueno y el rostro malo, el asesino psicópata que quiere salirse con la suya a cualquier precio y de paso saldar una cuenta pendiente, el cómplice asustadizo que ha formado la peor de las sociedades, el loco que toca la trompeta y que, dicho sea de paso, no tiene malas intenciones y vive en su mundo feliz. No nos podemos olvidar, por supuesto, de unos muy grandes actores secundarios cuyos personajes también son un tema aparte, valgan como ejemplo el joven agente O´Hara (Jack Carson), el disciplinado Teniente Rooney (James Gleason) y el Sr Witherspoon (Edward Everett Horton), tres personajes con escenas sencillamente memorables y que, junto con el resto de personajes secundarios que se dan cita, constituyen preciosas guindas al gran pastel.

En definitiva damas y caballeros, no queda más que dar las 1001 gracias a todas las personas que hicieron posible esta joya, para la que hace mucho que el tiempo dejó de existir así como para dichas personas. Aparte de sentenciar con la única frase posible y que hace honor a esta película:

Siéntense al frente de sus televisores y… ¡DISFRUTEN!

 

Comentarios

  1. Sara Márquez

    Deliciosa película.

  2. Miguel Ávalos

    Totalmente de acuerdo contigo Sara, la vi cuando era un niño y aun hoy en día la disfruto como la primera vez. ¡¡Que en Hollywood tomen nota y hagan algo similar!! un saludo.

  3. ENRIQUE FDEZ. LÓPIZ

    Felicitaciones por esta crítica, a mí me parece igual una genial peli. Un abrazo

  4. Miguel Ávalos

    Muchas gracias Enrique. La verdad es que es una película atemporal, una de esas que no te cansas de ver.
    Un abrazo!

  5. Enrique Fernández Lópiz

    Amigo Ávalos, mira por donde, ya había reparado yo en esta tu crítica y te había felicitado en su momento, lo cual que vuelvo hacer, pues tu crítica y comentarios sobre esta comedia memorable son excelentes. Un abrazo. E.

  6. Miguel Ávalos

    Jajajajaja, muchas gracias gran Enrique!
    La verdad es que es una película para ver una y otra vez.

    Un abrazo y Felicidades a ti también por tu crítica tan acertada de este maravilloso film!

Escribe un comentario