Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Arrugas. Ancianos de hoy, ancianos de mañana.

Por Manuel G. Mata

Probablemente la mejor película de animación española. Arrugas es un ejercicio cinematográfico duro, pero a la vez humilde, divertido y desgarrador, pues lo que vemos en pantalla no es otra cosa que el reflejo de lo que son nuestros abuelos, lo que serán nuestros padres y lo que seremos nosotros.

Ignacio Ferreras adapta con soltura y mucho respeto el premiado cómic de Paco Roca (que participó activamente en la producción;  acierto total para evitar que la película caminase por senderos muy diferentes a los que se muestran en la novela gráfica), que además ha conseguido un notable éxito a nivel internacional, logrando una distribución muy amplia y llegando a países como Japón (un gran logro teniendo en cuenta el potencial en animación que tiene el país del sol naciente); y la clave del éxito no ha sido otra que retratar el particular descenso al infierno de Emilio de la Cruz, un exdirector de sucursal de banco que padece Alzheimer y que es ingresado en una residencia de ancianos.

Por todos es sabido que las historias de ancianos narrativamente hablando tienen mucho potencial, pues casi todos hemos vivido en nuestras carnes el drama de la vejez, conociendo a personas o teniendo familiares a los que “se les está yendo la cabeza”, y la película consigue tocarnos la fibra sensible durante los ochenta minutos, pero sin hacer especial hincapié en el dolor y sin querer desgarrarnos el alma con auténticos dramones, sino mostrándonos el día a día de un grupo de ancianos que luchan por no subir a la planta primera de la residencia, en la que se alojan aquellos ancianos que necesitan una atención médica constante. La historia no es la historia de Emilio, es la historia de todos, es el reflejo de la rutina de los mayores que están internados, es el reflejo de las manías y los rituales de los ancianos, y estos se plasman mucha naturalidad, lo que hace que Arrugas funcione. ¿Quién no escuchó nunca la expresión “tiene una salud de hierro”?

arrugas2

Al guión no le falta  el humor, pero tampoco le sobran momentos duros y crudos, tan duros y crudos como la vida misma, ni momentos normales y rutinarios, por lo que en conjunto la producción funciona muy bien. He tenido la oportunidad de leer el cómic antes de ver la película y tengo que decir que la adaptación está muy muy conseguida, no sólo en el aspecto literario y narrativo, sino en la tonalidad de la película y en la caracterización de los personajes. Apenas se han tomado algunas licencias que manchen o emborronen el producto original creado por el dibujante valenciano y han sabido adaptar a la pantalla con muy buena nota su obra, es más, el uso de la música enfatiza muchas escenas, haciéndolas más desgarradoras, pero también más divertidas y más tiernas. Puede que la animación en algunos momentos se vea pobre, o que  la postproducción del sonido no esté a la altura, pero el resultado final es tan acertado en conjunto que apenas se le puede reprochar algo, es más, quizás, a mi juicio, falta algo de metraje entre el momento clave del desenlace y el final.

Merecidísimos premios Goya al Mejor Guión Adaptado y a Mejor Película de Animación.

Si la habéis visto, estaréis conmigo en que hay pocas escenas en el mundo con tanta fuerza, dulzura, drama y ternura como la de Modesto y Dolores.

arrugasvideo1

Nada que envidiarle a El diario de Noa. Absolutamente nada.

Comentarios

  1. Javier Fernández López

    Vi la película por recomendación de un amigo y me pareció muy buena. El dibujo le aportaba un toque de encanto y el cuento de por sí era hermoso, divertido y dramático.

    Discrepo en tus últimas palabras, Manuel, acerca de ‘El diario de Noa’. La cinta de Ryan Gosling y Rachel McAdams la considero por hoy la cinta romántica por excelencia. No obstante, estoy muy de acuerdo con el resto del artículo. Me encantó el final de la película.

    Un placer leer tu artículo. Saludos.

    • ¡Gracias por tu respuesta! Me gustaría aclarar, que cuando digo nada que envidiar con El diario de Noa, me refiero a que es una gran película que la gran audiencia no conoce, y es una pena que una producción nacional que está a la altura (al menos a la hora de tratar la enfermedad) no haya tenido la difusión que a mi juicio merece.

  2. Enrique Fernández Lópiz

    Acuerdo plenamente en que es una gran cinta de animación que retrata la vejez en su amplio abanico de posibilidades y que a pesar de algunos inconvenientes, la cinta en su conjunto es muy acertada. Felicitaciones por tu crítica…. yo, no sé si sabrás, también soy colega de colaboración el el Ojocritico y tal vez algún día, diga también mi opinión sobre esta peli. Saludos

    • En cuanto la hagas la leeré encantado, gracias por tu respuesta, ¡Un saludo!

Escribe un comentario