Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Arrancada de caballo, parada de burro

Por Enrique Fernández Lópiz

En la película, Ni una palabra, un afamado psiquiatra infantil neoyorquino es llamado urgentemente por un colega, justo la víspera del día de Acción de Gracias. El trabajo que le encomienda el amigo es que visite a una joven que sufre trastornos psíquicos extraños y que además tiene un historial importante de violencia. El examen psiquiátrico no resulta como pretendía, es decir resulta poco satisfactorio. Con las mismas regresa a su casa con su familia. Pero, al siguiente día, unos acontecimientos dramáticos lo mantendrán vinculado al caso.

El irregular director Gary Fleder, poco pródigo en cine y más centrado en TV, hace un trabajo profesional sin mayores alardes, sobre un guión de Anthony Peckham y Patrick Smith Kelly, adaptación de la novela del escritor norteamericano de novelas de misterio Andrew Klavan, Don’t Say a Word. Tiene una música aceptable de Mark Isham y buena y opaca fotografía de Amir Mokri, que se adapta a la trama.

niunapalabra2

En reparto, un Michael Douglas haciendo de él mismo, aunque con seriedad, comparte la cinta con un excelente y atractivo cuarentón Sean Bearn, Brittany Murphy que está magnífica y capta la atención en su rol de joven enferma psíquica, la bella Jennifer Esposito pues vale, correcta Framke Janssen, y acompañando Oliver Platt, Guy Torri, Skye McCole Bartusiak, Shawn Doyle, Victor Argo, Conrad Goode, Paul Schulze y Lance Reddick, todos profesionales.

Este es uno de tantos thriller que hoy se realizan en Hollywood, tomando como base una novela comercial, tal el caso de las obras de Klavan, quien por cierto escribió la novela que inspiró Ejecución inminente (1999), de Clint Eastwood, sobre un conflictivo periodista bebedor y mujeriego que ve una forma de redención en un encargo para entrevistar a un condenado a muerte. Yo creo que a falta de ideas, los escritores medianos se están forrando vendiendo sus derechos de autor a directores y guionistas.

Pues bien, este film tiene un “arranque de caballo”, con inicio esplendente, que mantiene la intriga durante un buen rato de la cinta y acaba con “parada de burro”, o sea, con un estilo y un desarrollo consabidos, con malos muy pero que muy malos, sorpresita, peleíta de turno, etc. convencionalismos del thriller más rancio.

Lo que puedo decir como impresión personal es que me interesó al principio, provocándome al final gran un sopor, pero me mantuve despierto, pues soy respetuoso con el cine. Creo que es una película confusa, de incierto planteamiento y con un guión poco trabajado que se desploma a medida que los misterios se van desvelando. Douglas está meramente correcto, pero le falta garra y capacidad para atravesar la pantalla y sintonizar con el espectador. La mejor sin duda es Brittany Murphy, en una cuidada producción y el consuelo para algunos de que tiene su puntito de entretenimiento.

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=GMQJUU3peoU.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario