Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Ante todo, la Bullok

Por Enrique Fernández Lópiz

La película La red trata de una experta en informática que el primer día de sus vacaciones recibe un disquete extraño para que lo investigue. Después de guardar el disquete se da cuenta de que posee una clave que permite el acceso a bases de datos protegidos muy importantes del gobierno norteamericano. Al mismo tiempo, su intimidad se ve amenazada igualmente por la intromisión de alguien en archivos informáticos confidenciales.

Esta película aborda el tema de candente actualidad sobre la seguridad en el ciberespacio, y cómo las personas y las instituciones estamos expuestos a la piratería y la intromisión en nuestra intimidad o en la confidencialidad administrativa, e incluso en el desvelamiento de nuestros más íntimos secretos. Todo esto tiene este film de actual y vigente, y de enorme interés, y en este sentido la obra es meritoria. Como detalle quizá anecdótico apunto que toda esta temática está tratada en 1995, y resulta ya un poco chocante e incluso cómico ver cómo ha cambiado la informática desde entonces, con aquellos disquetes y disqueteras hoy obsoletas y en desuso. Pero esto, como advierto, es un detalle.

Estamos ante una película de intriga, de acción, con un montaje digno, para mayor gloria y lucimiento de la bella Bullock. Pero que puede resultar, aún hoy, didáctica en lo que concierne a explicar el complejo mundo de la informática, los virus Troyanos, etc.

lared2

La dirección de Inwin Winkler es bastante mediocre, según mi opinión, al igual que el guión del propio Winkler junto a John Brancato, Michael Ferris, Rob Cowan y Richard Beebe (sin duda mucha gente para un solo guión). El resto: la fotografía de Jack N. Green o la música de Mark Isham tampoco lucen en exceso.

Para no ser severo, podría decir que estamos ante un correcto thriller, que tal vez sigue la estela del cine de Hitchcok (salvando las diferencias) de falso culpable, y que introduce en la trama algunos elementos kafkianos y conspiranoicos legítimos y que en su momento eran premonitorios, referidos a la omnipresencia de la informática en nuestras vidas cotidianas. Es, así, un film que sirve de entretenimiento, que tiene su elaboración innegable y dosis de suspense adecuadas. Y por supuesto se beneficia de la buena actuación de una entonces pujante Sandra Bullock, a la que acompañan con profesionalidad Jeremy Northam, Dennis Miller, Diane Baker, Ken Howard, Ray McKinnon, Wendy Gazalle, Kristina Kroff y Ronert Gosset.

En resolución: película americana con poca proyección, sin grandes aspiraciones y que hoy día resulta un tanto densa; salvo por la boquita de la Bullock.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario