Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Amén

Por Jon San José Beitia

Sólido, sobrio e interesante relato que recrea los hechos acontecidos durante el mandato de Hitler, con los crímenes contra la humanidad cometidos en los campos de concentración y la permisiva posición adoptada por todos los continentes, incluyendo a la Iglesia.

Película basada en hechos reales, plagada de interés y cuyo desarrollo se sigue de una forma magnética, haciendo que el espectador no pierda detalle de lo que se le presenta. Es posible que todos los hechos no ocurrieran de la forma en que se cuentan, con las licencias habituales que se toman en este tipo de producciones, pero es innegable el interés histórico que despierta y pensar que detrás de todo hay algo de verdad, hace estremecer.

amen2

El director, Constantin Costa-Gavras, habitual del cine de protesta y crítica social, logra ofrecer desde un tratamiento sencillo, un amplio repertorio de situaciones y planteamientos, plagados de cuestiones éticas y morales, plasmando con acierto, las injusticias y el poder del terror en un mundo atroz, dejando en mal lugar a la organización de la Iglesia y a gran parte de sus miembros. Lo que plantea y lo que cuenta resulta magnético, a la vez que aterrador, plasmando las atrocidades y excesos que se produjeron durante el mandato de Hitler contra el pueblo judío, con la permisividad y el silencio de grandes organizaciones y países. El argumento se sigue con facilidad, quizás el director peque de simplificar en exceso el relato, pero logra transmitir su denuncia con eficacia, abusando en algunos momentos de la reiteración, como, por ejemplo, los innumerables viajes de trenes con vagones vacíos cayendo en la evidencia.

El director hace un tratamiento distante, frío y eficaz, logrando generar en el espectador desasosiego, angustia e impotencia, manejando con inteligencia los elementos históricos con los que cuenta, todo un acierto. No cae en la evidencia y no abusa del morbo, presenta los acontecimientos sin caer en el exhibicionismo y logra ofrecer un relato plagado de interés, magnético e interesantísimo. Los intérpretes seleccionados están a la altura de la historia que se cuenta y logran aportar credibilidad al relato, con unas interpretaciones correctas que no caen en lo desmesurado.

Resulta terrorífico lo que cuenta y puede provocar el odio a determinadas instituciones, pero este relato recuerda que ante la ley del terror y el abuso, el miedo es libre y que las injusticias se potencian de forma desmedida. Un relato que merece ser contado y que debía salir a la luz. Un trabajo notable y digno de mención, totalmente recomendable.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario